Problemas de comportamiento en ratas

Aunque a menudo tienen mala prensa, las ratas son grandes compañeras en el día a día. Curiosos, inteligentes y traviesos, atraerán tanto a los más pequeños como a los mayores de la familia. Sin embargo, no son inmunes a los problemas de comportamiento. Que no cunda el pánico. Este artículo pretende ayudarte a detectar comportamientos anómalos en tu querido roedor, y revela las principales causas.

  • Agresión
  • Miedo
  • Pérdida de apetito
  • Inhibición
  • Roer excesivamente
  • Autolesiones
  • Ansiedad
  • Aburrimiento
  • Depresión
  • Falta de socialización
  • Enfermedad
  • Envejecimiento

Diferentes trastornos de comportamiento en las ratas

Agresión

Este es el trastorno de comportamiento más común observado en los propietarios de ratas. Aunque es un animal sociable, puede morder sin motivo aparente o amenazarle: el pelo erizado, los chasquidos, el castañeteo de dientes o el aleteo de la cola son las principales señales.

Si su mascota se lanza literalmente contra usted para atacarle, es que no se encuentra bien.

Miedo

¿Se lleva las patas al cuello y se esconde automáticamente en cada rincón? Entonces tu rata, aunque esté «domesticada», debe sentir miedo. La huida y la hipervigilancia indican un profundo malestar en tu pequeña bola de pelo.

Este sentimiento negativo también se manifiesta a través de la orina o los excrementos sistemáticos que produce su amigo al ser manipulado, por ejemplo.

Pérdida de apetito

Una rata mascota sana no escupe la comida que le llevas, al contrario.

Si su mascota -que, recordemos, es omnívora- se niega a comer de un día para otro, puede tratarse de un trastorno del comportamiento. Enfadarse no es un acto inofensivo.

Inhibición

Este roedor es conocido por ser curioso y activo. Si apenas se mueve, si es que lo hace, esto indica un trastorno de comportamiento que es esencial comprender para el bienestar del animal.

El simple hecho de caminar de un lado a otro entre el plato de comida y la zona de la siesta, o quedarse quieto durante un largo periodo de tiempo debería alertarle.

Roer excesivamente

Esta adorable mascota tiene la costumbre de roer objetos para mantener sus dientes. Pero una vez que esta actividad básica se vuelve excesiva, y tiende a atacar continuamente los barrotes de su jaula, esto no se refleja bien.

Automutilación

La automutilación debe tratarse rápidamente. Una rata que se arranca el pelo sin motivo alguno suele padecer un trastorno psicológico.

Posibles causas de los trastornos de comportamiento en las ratas

Ansiedad

Existen muchas fuentes de estrés para un animal como la rata. Un cambio repentino o un traumatismo violento pueden desencadenar un estado de ansiedad.

El nuevo entorno, la pérdida o la llegada de un compañero, el mal trato, la soledad, la falta de sueño son factores que no deben tomarse a la ligera. Es importante tomarse el tiempo necesario para analizar el factor perturbador y actuar en consecuencia.

Aburrimiento

La rata necesita estimulación física y mental a diario. Si se descuidan sus necesidades, puede morir de aburrimiento muy rápidamente. Atacará los barrotes de su jaula, se automutilará o se dejará llevar por completo.

Este simpático y juguetón roedor ansía la compañía y la actividad. Para evitar este tormento, considere la posibilidad de ampliar la familia adoptando otra rata; pero también entreténgala todos los días con diversos juegos

Depresión

Los humanos no son los únicos que sufren depresión. Nuestros pequeños amigos de cuatro patas experimentan esta desagradable sensación cuando no se les proporciona un entorno propicio para su desarrollo o cuando se aburren.

Un estado depresivo conduce a trastornos preocupantes.

Falta de socialización

Además de sentirse bien en el cuerpo, una rata necesita sentirse bien en la mente. Para conseguirlo, es necesaria una buena socialización desde una edad temprana. Se recomiendan las interacciones positivas, como las caricias, los juegos, las llamadas y las caricias sin fuerza ni brutalidad. Como propietario, debe invertir en su relación a diario para crear un vínculo único con su roedor y fomentar su confianza.

Dado que esta criatura no está destinada a vivir sola y puede observar modales extraños, no debe privarse del contacto con sus semejantes. La falta de socialización impide que la rata se integre adecuadamente en un grupo. Es probable que el animal muestre déficits de identificación con su especie y que no adopte los comportamientos sociales habituales.

Condenarla a vivir sola conduce a trastornos de conducta como la depresión y la ansiedad.

La enfermedad

Algunos problemas de comportamiento tienen un origen físico. Al igual que nosotros, una rata insana sufre. El dolor y el malestar afectan a sus hábitos y actitud.

Si este es el caso, es muy recomendable una visita al veterinario.

Envejecimiento

Por desgracia, el tiempo no perdona a nuestros fieles compañeros. Cuando una rata envejece, es posible que adopte una actitud extraña e incluso problemática. El envejecimiento puede suponer cambios físicos y cognitivos: menor interacción social, falta de aseo, pérdida parcial o total de las capacidades sensoriales, aumento del estrés, trastornos del estado de ánimo… La lista es larga.

Este posible cambio de comportamiento no debe impedirle seguir amando a su mascota con todo su corazón y ayudarle a disfrutar de su vejez.

Related Stories

Llegir més:

Seguro de salud Chow Chow

El Chow-Chow es un perro de aspecto fantástico con apariencia de oso de...

Transportar un caballo en avión

Nombre alternativo: Europeo de pelo corto El Europeo, o Europeo de...

Ojos Azules

El Ojos Azules es una raza de gatos bastante reciente, cuyos primeros ejemplares...

¿Cuánto cuesta una cobaya y dónde puedo comprarla?

Si hay una información muy sencilla sobre una serpiente, es su dieta. Este...

Dormir con su perro

¿Es una buena idea dejar que tu perro duerma a tu lado? Las...

Encuentre un champú ecológico para perros

En lo que respecta a los champús para perros, no hay más que...