Tuberculosis en los gatos

Detectar un caso de tuberculosis felina es bastante complicado. Requiere técnicas de diagnóstico específicas. En la mayoría de los casos, el tratamiento del gato infectado es imposible. Por ello, todo propietario de un gato debe tener mucho cuidado con esta enfermedad.

Al igual que la rabia, la tuberculosis felina es tan rara como preocupante. Las autoridades sanitarias se toman muy en serio la infección por el bacilo asociado a esta enfermedad, ya que existe un riesgo de transmisión a los humanos. Veamos las características de la tuberculosis felina, sus síntomas cuando se produce y los principales métodos de diagnóstico utilizados.

Tuberculosis del gato: una enfermedad rara pero grave

La tuberculosis es una enfermedad causada por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis o bacilo de Koch (porque fue descubierta por el médico alemán Robert Koch en 1882).

Los casos de tuberculosis felina son muy poco frecuentes hoy en día. Sin embargo, cualquier infección de este tipo se considera muy peligrosa.

El gato puede verse afectado por diversas formas de tuberculosis. La tuberculosis ósea y articular es mucho más rara que la tuberculosis torácica, abdominal u ocular. Los gatos afectados son en su mayoría adultos, y ninguna raza está predispuesta a esta infección bacteriana.

Riesgo de transmisión a los seres humanos y salud pública

Los gatos portadores de la bacteria de la tuberculosis pueden transmitirla a los seres humanos, para quienes constituye un peligro importante.

Por lo tanto, el veterinario está obligado a notificar el caso a la Direction départementale de protection des populations (DDPP). Lamentablemente, en este caso hay que practicar la eutanasia al gato en cuestión.

Signos clínicos de la tuberculosis felina

Si la tuberculosis felina es broncopulmonar, es decir, localizada en el tórax, los síntomas que se observan generalmente en los gatos son respiratorios. El animal sufre una bronquitis que puede estar asociada a una neumonía, presentar una tos seca o emitir secreciones mucopurulentas con posibles restos de sangre. Es la forma más común de tuberculosis.

Además, en los gatos con tuberculosis abdominal pueden observarse ganglios linfáticos agrandados.

Si la enfermedad se presenta en su forma ocular, es probable que se vea afectada cualquier parte del ojo. Estos van desde la conjuntivitis, la uveítis, la úlcera corneal y el edema macular (engrosamiento de la mácula causado por la acumulación de líquido).

Además, la tuberculosis también puede aparecer en el corazón, la piel, los huesos y las articulaciones.

Si la tuberculosis felina alcanza un estadio bastante avanzado, se añaden otras manifestaciones clínicas: emaciación, anorexia, pérdida de peso, anemia, cambios significativos de la temperatura corporal (fiebres que se alternan con fuertes descensos)…

Diagnóstico de la tuberculosis felina

El diagnóstico de la tuberculosis felina es bastante complejo. Los exámenes que realiza el veterinario pueden ser de distinto tipo; dependen de la forma de tuberculosis que sospeche el especialista, que también debe descartar otras pistas.

Por ejemplo, el especialista puede utilizar una sonda gástrica para tomar una muestra de esputo para su análisis. También puede utilizar la fibroscopia bronquial para analizar las secreciones de los bronquios. Si se sospecha de tuberculosis felina torácica, es necesario realizar una radiografía de tórax. A continuación, se inspeccionan los lóbulos de los pulmones en busca de lesiones o nódulos.

En los casos más raros de tuberculosis ósea o articular felina, se toma una biopsia ósea para su confirmación.

Related Stories

Llegir més:

Alimentar a una gata embarazada

La dieta se adapta a cada gato. Por supuesto, existe una dosis máxima...

La sarna en los perros

La sarna es una de las enfermedades más preocupantes de todas las que...

Golosinas para conejos

Heno, hierba, pellets y algunas verduras. Esta es la dieta básica de su...

Smous holandés

Otros nombres: Grifón holandés, Hollandse Smoushound El Smoushound holandés es un...

Obesidad felina

Apetito feroz, comida demasiado rica, falta de actividad, predisposición genética... Las causas de...

Galgo español

Otros nombres: Galgo Sighthound, Spanish Greyhound El galgo español es un...