Somalia

Su gato necesita atención diaria. Debe cuidarse regularmente, tanto por su bienestar como por su higiene. Al mismo tiempo, nunca debes descuidar una visita al veterinario, aunque sea rápida. Realizará un examen completo. Una especie de chequeo imprescindible y tranquilizador.

Tu gato no sólo comparte su vida contigo. Hay otra persona de confianza que interfiere. Este es el veterinario de su gato. Por ello, es fundamental elegir un profesional sanitario que pueda tranquilizarle y proporcionarle los mejores cuidados a su felino. No se debe consultar al veterinario sólo en caso de un problema de salud grave. Por el contrario, el mejor remedio es la prevención.

La primera visita al veterinario

Este es el punto de partida de las llamadas visitas periódicas. La primera visita es probablemente la más importante. Permite a su veterinario crear un vínculo con su mascota. Mejor aún, le dará sus primeros cuidados. En particular, vacunará a su gato contra enfermedades graves y mortales. Una vacunación que debe realizarse después de los 2 meses de vida, una vez que su gato haya sido destetado.

Así, se recomiendan 4 vacunas: leucosis, tifus, coriza y rabia. El coste varía en función del número de valencias elegidas. Las primeras visitas pueden ser bastante caras, hasta 160 euros. No olvides el refuerzo de la vacuna primaria al mes siguiente y luego el refuerzo anual. Durante esta primera visita, el veterinario también debería desparasitar a su gato contra todos los gusanos digestivos.

La visita anual

Permite anticiparse a la aparición de algunas enfermedades potencialmente graves, o incluso detectarlas a tiempo. Su veterinario realizará un verdadero chequeo a su gato. Aprovechará, sobre todo, para realizar los recordatorios de las vacunas imprescindibles para evitar la muerte prematura.

La visita puede durar varias decenas de minutos. Su gato será inspeccionado de pies a cabeza. Su veterinario procederá a una inspección meticulosa del pelaje de su felino. Buscará cualquier parásito externo, como piojos o pulgas. Es posible que le recete un antiparasitario para ponérselo a su gato como prevención o tratamiento. Estos consejos también pueden darse en la primera visita al veterinario. Para minimizar el riesgo de que aparezcan estos molestos bichos, se deben aplicar tratamientos regulares.

El veterinario también revisará las uñas, las orejas y los ojos de su gato para detectar cualquier secreción sospechosa. Le examinará la cavidad bucal en busca de una posible infección. Si es necesario, puede tomar una muestra de sangre para descartar otras condiciones subyacentes no vistas. Por supuesto, se solicitarán otros exámenes complementarios si es necesario. Se realizará una palpación para buscar bultos en todo el cuerpo de su gato.

Se comprobará el peso de su gato. Su veterinario puede aconsejarle que reequilibre la dieta de su gato si tiene sobrepeso u obesidad. También se comprobará la frecuencia cardíaca y el comportamiento.

La visita anual es también una oportunidad para hablar con su veterinario. No dudes en hacer cualquier pregunta que se te ocurra. Háblale de los comentarios que has hecho durante el año pasado. Cada palabra puede ser un salvavidas y puede permitir al profesional sanitario conocer aún mejor a su mascota.

¿Alguna otra visita que hacer?

Si tiene la más mínima preocupación por su salud, no dude en acudir a su veterinario. El veterinario no sólo está para prevenir enfermedades, sino también, y sobre todo, para tratarlas. Cuanto más viejo sea su gato, más frágil será y más fácilmente enfermará. También pueden desarrollarse tumores.

A lo largo de su vida, también es posible esterilizar a su gato macho o castrar a su gata. Esto puede evitar algunos comportamientos cotidianos desagradables, especialmente cuando su gata está en celo. Pide consejo a tu veterinario.

En resumen

La visita de control debe ser al menos anual. Permite realizar los recordatorios de vacunación necesarios para su gato. Estas visitas anuales son la mejor manera de detectar enfermedades silenciosas, antes de que se desarrollen más. No hay que descuidar estas visitas para evitar imponderables que podrían tener graves repercusiones.

Related Stories

Llegir més:

Seguro de salud Chow Chow

El Chow-Chow es un perro de aspecto fantástico con apariencia de oso de...

Transportar un caballo en avión

Nombre alternativo: Europeo de pelo corto El Europeo, o Europeo de...

Ojos Azules

El Ojos Azules es una raza de gatos bastante reciente, cuyos primeros ejemplares...

¿Cuánto cuesta una cobaya y dónde puedo comprarla?

Si hay una información muy sencilla sobre una serpiente, es su dieta. Este...

Dormir con su perro

¿Es una buena idea dejar que tu perro duerma a tu lado? Las...

Encuentre un champú ecológico para perros

En lo que respecta a los champús para perros, no hay más que...