Se puede comer la cascara de huevo: una fuente de nutrientes sorprendente

El principal beneficio de la cáscara de huevo tiene que ver con nuestros huesos, su consumo puede ayudar a prevenir la osteoporosis e incluso estimula a la médula ósea para producir células que ayuden a combatir altos niveles de colesterol e hipertensión. Sin embargo, hay otros beneficios de consumir la cáscara de huevo que quizás no conozcas. A continuación, te mencionamos algunos de ellos:

  1. Alto contenido de calcio:
  2. La cáscara de huevo es una de las fuentes más ricas en calcio natural. Contiene aproximadamente 800-1000 mg de calcio por cada 100 gramos. Esto es especialmente beneficioso para aquellos que tienen deficiencia de calcio y necesitan aumentar su ingesta diaria.

  3. Rica en minerales: Además del calcio, la cáscara de huevo contiene otros minerales importantes como el magnesio, el fósforo y el potasio, que son esenciales para el funcionamiento adecuado del cuerpo.
  4. Promueve la salud dental: La cáscara de huevo contiene queratina, una proteína que ayuda a fortalecer el esmalte dental y a prevenir la caries. Además, su alto contenido de calcio también contribuye a la salud dental.
  5. Apoya la salud digestiva: La cáscara de huevo contiene colágeno, una proteína que ayuda a fortalecer y reparar el revestimiento del tracto gastrointestinal. También puede ayudar a aliviar problemas digestivos como la acidez estomacal y la indigestión.
  6. Fuente de proteínas: La cáscara de huevo contiene alrededor de un 50% de proteína, lo que la convierte en una excelente opción para aquellos que siguen una dieta alta en proteínas. Además, su contenido de aminoácidos esenciales hace que sea fácilmente digerible y absorbible por el cuerpo.

Si quieres seguir leyendo este post sobre "Se puede comer la cascara de huevo: una fuente de nutrientes sorprendente" dale click al botón "Leer más" y podrás leer el resto del contenido gratis. habitat3.cl es un sitio especializado en Mascotas. Si quieres completar de Leer el post no dudes de ssguir navegando por la web y suscribirte a las notificaciones del Blog.

Seguir leyendo

Además de estos beneficios, la cáscara de huevo también se puede utilizar de otras formas. Por ejemplo, se puede moler hasta convertirla en polvo y agregarla a los alimentos como una fuente de calcio adicional. También se puede utilizar como abono natural para las plantas, ya que contiene nutrientes beneficiosos para su crecimiento.

También es importante mencionar que, si decides consumir la cáscara de huevo, es crucial asegurarse de que esté limpia y libre de cualquier contaminante. Se recomienda lavarla cuidadosamente y hervirla durante unos minutos antes de consumirla. Además, es preferible utilizar huevos orgánicos o de corral para evitar la exposición a productos químicos y hormonas.

¿Qué sucede si se consume la cáscara de huevo?

Consumir la cáscara de huevo puede tener diversos beneficios para la salud. Uno de los principales es que es una excelente fuente de calcio. Varios estudios han demostrado que nuestro cuerpo es capaz de absorber mejor el calcio a partir de la cáscara de huevo que tomando suplementos. Esto se debe a que la cáscara de huevo está compuesta principalmente por carbonato de calcio, una forma altamente biodisponible de este mineral.

Además del calcio, la cáscara de huevo también contiene otros minerales esenciales como magnesio, fósforo y potasio. Estos nutrientes son importantes para mantener la salud ósea, fortalecer los músculos y regular el equilibrio de líquidos en el cuerpo. Consumir la cáscara de huevo puede ser especialmente beneficioso para las personas que tienen deficiencia de calcio, como las mujeres en etapa de menopausia o aquellas que siguen una dieta baja en lácteos.

Es importante destacar que para consumir la cáscara de huevo se debe realizar un proceso adecuado de limpieza y trituración. Antes de consumirla, se recomienda lavarla con agua caliente para eliminar cualquier residuo de suciedad o bacteria. Luego, se puede triturar la cáscara en un molinillo de café o utilizar un mortero para obtener un polvo fino.

Una forma común de consumir la cáscara de huevo es añadiendo el polvo obtenido a los alimentos o bebidas. Puede agregarse a batidos, jugos, sopas, salsas o incluso a la masa de pan o galletas. También se pueden hacer cápsulas caseras rellenando gelatina vacía con el polvo de la cáscara de huevo.

¿Cómo podemos consumir la cáscara de huevo?

¿Cómo podemos consumir la cáscara de huevo?

La cáscara de huevo es una excelente fuente de calcio, por lo que consumirla puede ser beneficioso para nuestra salud. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la cáscara de huevo debe ser consumida de manera segura. Para ello, se recomienda triturarlas hasta reducirlas a polvo. Para hacerlo, primero debes hervirlas durante unos minutos para eliminar cualquier bacteria o contaminante que pueda haber en su superficie. Después, déjalas secar y tritúralas con una batidora hasta que queden muy finas.

Una vez que hayas obtenido el polvo de cáscara de huevo, puedes usarlo de diversas formas. Por ejemplo, puedes mezclarlo con agua y beberlo como un suplemento de calcio. También puedes añadirlo a las comidas, como sopas, salsas o batidos. El polvo de cáscara de huevo es una forma natural de obtener calcio, y puede ser especialmente beneficioso para personas con deficiencia de este mineral.

¿Cómo utilizar el calcio de las cáscaras de huevo?

¿Cómo utilizar el calcio de las cáscaras de huevo?

Las cáscaras de huevo son una excelente fuente de calcio, y hay varias formas en que puedes utilizarlo en tu hogar. Una opción es preparar tu propio polvo de calcio con las cáscaras de huevo. Para hacerlo, primero debes lavar y secar las cáscaras de huevo. Luego, tritúralas en un procesador de alimentos o en un molinillo de café hasta obtener un polvo fino. Puedes guardar este polvo en un recipiente hermético y utilizarlo como suplemento de calcio en tus comidas o bebidas, como añadirlo a batidos, sopas o salsas.

Otra forma de utilizar el calcio de las cáscaras de huevo es hacer una infusión para regar tus plantas. Para ello, machaca las cáscaras de seis huevos y llévalas a ebullición en tres litros de agua. Deja que la mezcla se enfríe y, cuando sea hora de regar tus plantas, aplica la infusión poco a poco a todas ellas. El calcio de las cáscaras de huevo ayudará a fortalecer las plantas y promoverá un crecimiento saludable.

¿Qué parte del huevo contiene más calcio?

¿Qué parte del huevo contiene más calcio?

Las cáscaras de huevo contienen una cantidad significativa de calcio, de hecho, aproximadamente el 95% del calcio presente en el huevo se encuentra en la cáscara. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la mayoría de las personas no consumen la cáscara de huevo debido a su textura y sabor.

A pesar de esto, existen formas de aprovechar el calcio presente en las cáscaras de huevo. Una opción es transformar las cáscaras en micropolvos y utilizarlos como suplemento de calcio en alimentos como el yogurt. Esto puede ser especialmente beneficioso para personas con deficiencia de calcio, como las mujeres en etapa de menopausia o los adultos mayores. Además, el uso de las cáscaras de huevo como suplemento de calcio es una alternativa natural y económica, ya que se trata de un subproducto de consumo común.

Scroll al inicio