Reproducción en cobayas

Conseguir que las cobayas se reproduzcan entre sí no es tan fácil. Hay que conocer ciertos datos antes de empezar a criar con 2 individuos. El conocimiento del sexo de sus roedores es esencial, así como el conocimiento de los periodos de cría, el apareamiento en sí y el manejo de los recién nacidos. Podemos ayudarle.

Criar tu cobaya no es algo que deba tomarse a la ligera. Antes de empezar, tienes que saber qué vas a hacer con tus bebés una vez que hayan nacido. Planea venderlos a futuros compradores conocidos (amigos, familia). Debe comprar una jaula espaciosa para alojar a la madre y a sus crías antes del destete. Y luego, quién sabe, si quieres mantenerlos a todos, tendrás que adaptarte y darles el espacio adecuado para su bienestar y felicidad.

Elegir una rata para la cría

Como en todas las especies, los recién nacidos adoptarán los rasgos de sus padres. Por lo tanto, es importante elegir la pareja de cobayas que mejor se adapte a sus deseos. Esto se aplica tanto al carácter como a las características físicas, como el color del pelo y la limpieza. La genética juega un papel importante en la salud de sus futuros cachorros. Así, una pareja de padres fuertes suele dar bebés fuertes.

Sobre todo, hay que tener cuidado de no criar hermanos. No hay endogamia, que causará problemas en el desarrollo de los futuros bebés.

Cómo sexar tu cobaya

Así que, antes de cualquier apareamiento, comprueba el sexo de tus cobayas. Sólo hay una prueba que puede certificar su sexo: la zona ano-genital. Diferenciarlos por peso y tamaño no es fiable. Tampoco se puede confiar en el número de ubres, porque un macho puede tener tantas como una hembra. Sobre todo, la distancia entre el pene y el ano en el macho, la vulva y el ano en la hembra, tampoco es fiable a diferencia de lo que ocurre en muchos roedores como el ratón o la rata.

Así que, por el momento, la zona ano-genital será la gran oral. Desde los primeros días de vida, es posible sexar a tu cobaya. En la hembra, esta zona formará una especie de “Y”. En el varón, esta zona es más bien una “I” con un punto.

¿Cuándo comienza la fecundación?

Una hembra puede fecundar desde el primer mes y medio de su vida. En detalle, alcanza su madurez sexual a las 6 semanas de edad aproximadamente. Cuando parezca estar preparada, moverá su trasero para atraer a un macho. El macho tiene que esperar otro mes para estar listo. No es sexualmente maduro hasta las diez semanas de edad. Por lo tanto, es importante separarlo de su madre y de cualquier hermana antes de que pueda criar para evitar la endogamia.

Tenga en cuenta que es aconsejable preñar a su hembra antes de que cumpla los 10 meses de edad. Una gestación más allá de esto puede ser demasiado para ella.

¿Qué ocurre durante el celo en la hembra?

La hembra está en celo durante todo el año. No hay un patrón estacional real. Sin embargo, entra en celo cada 2 a 5 días de media. Estos ciclos están separados por una quincena. Esto significa que sólo hay 25 veces al año en las que la hembra puede quedar embarazada, ya que es cuando se produce la ovulación.

Si tu cobaya está en celo, se comportará de forma ligeramente diferente. Además, arrulla, se contonea con los cuartos traseros, tiende a levantar los cuartos traseros cuando se le acaricia el lomo, y es más inquieto y quizás más agresivo.

Apareamiento

El macho siempre debe cortejar a su pareja. Lo contrario nunca sucede. La cópula tiene lugar durante el periodo de celo de la hembra (véase más arriba). El apareamiento es bastante clásico para los roedores, ya que la hembra se coloca delante del macho, se apoya en sus patas delanteras y levanta los cuartos traseros. El macho la penetra por detrás. El acto en sí sólo dura unos segundos. Después, ambas cobayas se limpian los genitales.

De nuevo, es preferible que la hembra sea lo suficientemente fuerte como para soportar un futuro embarazo y, por tanto, que pese más de 700 gramos. También es aconsejable que la hembra experimente su primer embarazo antes del décimo mes de vida para que su sínfisis púbica se expanda más fácilmente que después.

Embarazo

Tras el apareamiento, se produce la fecundación y la gestación, que se confirmará en la semana siguiente al apareamiento. La gestación puede variar de 59 a 72 días. Nunca debe ser superior a 72 días, ya que podría poner en peligro a la madre. No hay necesariamente una regla para la duración. Por ejemplo, el hecho de que una hembra tenga una camada numerosa no significa que vaya a parir más tarde que una hembra con una sola cría en el vientre.

En cualquier caso, su hembra puede ser colocada con otras hembras que ya hayan parido y si están tranquilas. Sin embargo, debe ser separada del macho antes de dar a luz. El macho no podrá encontrar a la hembra y a las crías hasta aproximadamente un mes después del destete.

Una cobaya preñada puede reconocerse por un aumento significativo de peso, por negarse a ser apareada por un macho o por una ecografía realizada por el veterinario.

Durante esta fase de más de 60 días, su hembra debe ser alimentada adecuadamente. Hay que darle más pellets, más verduras frescas y vitamina C. El calcio y la vitamina E también son importantes. También hay que aumentar el calcio y la vitamina E. Al mismo tiempo, es importante limitar el estrés de tu cobaya, no asustarla y evitar cualquier manipulación brusca.

Parto

Esto es diferente de la mayoría de los roedores. Antes de dar a luz, la hembra no crea un nido. Da a luz directamente en su camada. La cama debe estar limpia y sin polvo. El parto va precedido de varios signos, como la dificultad para moverse y la extensión de la sínfisis del pubis.

El parto es bastante rápido, rara vez supera la media hora. Por término medio, dará a luz de 2 a 3 cobayas pequeñas, rara vez más. Hay que tener en cuenta que, si la hembra se come la placenta y la envoltura del feto, deja que sea su bebé quien rompa el cordón umbilical con sus propios movimientos.

Los recién nacidos pesan una media de 80 gramos al nacer y ya están bien formados, es decir, su cuerpo ya está cubierto de pelo y sus ojos están abiertos. Además, sus dientes ya les dan la oportunidad de comer alimentos sólidos desde el nacimiento.

A partir de entonces…

Es muy importante pesarlos regularmente para ver si la madre tiene suficiente leche para alimentarlos. También hay que pesar a la hembra para ver si se recupera bien del embarazo y no sufre ninguna carencia. Para los bebés, se recomienda una dieta rica y energética.

Lee también: Cómo reconocer el sexo de tu cobaya

No debes manipular a las crías desde que nacen, pues de lo contrario su madre las rechazará. El destete tendrá lugar al final del primer mes de vida. Los conejillos de indias más débiles pueden perder el primer mes y morir en cualquier momento.

En resumen

La cría de cobayas debe preverse y considerarse. No debe seguir este camino por capricho. El futuro de sus roedores depende de ello. La cría sigue un proceso meticuloso, que comienza con el sexado del macho y la hembra y continúa con la fase de apareamiento, esencial para la fecundación. La hembra entra en celo cada 15 días. Sin embargo, no debe quedar embarazada durante toda su vida, para que su vida no corra peligro. No se recomienda tener más de 2 camadas al año. Camadas que pueden llegar a tener de 5 a 6 crías, pero una media de 3.

Artículo anteriorNorfolk Terrier
Artículo siguiente¿Cómo trabaja un cuidador de mascotas?

Related Stories

Posts relacionados:

Adoptar un gatito

Estás listo para dar el paso y adoptar un gatito que te acompañará durante...

Tailandés

¿Los gatos hablan? A veces dan la impresión de que lo hacen, especialmente cuando...

¿Cómo viajar con su gato en el coche?

Se acercan las vacaciones y no sabe si llevarse a su gato. Tras unos...

Ragdoll

La socialización es una etapa muy importante en la vida de su gatito. Es...

¿Qué es la alimentación cruda para gatos?

Alimentar a su gato según los principios de la alimentación cruda significa acercar su...

Pérdida de apetito en los gatos

Su gato es un gourmet, pero a veces es exigente. Si fuera por él,...

Enfermedades del ojo de gato

Su gato tiene una vista increíble. Sin embargo, los ojos de su gato a...

El mal aliento del gato

El mal aliento no sólo afecta a los perros, los gatos también se ven...

¿Por qué mi gato come hierba?

Se sabe que los gatos son carnívoros estrictos, es decir, que su dieta consiste...

Exótico

Otro nombre: Exótico de pelo corto El Exótico de pelo corto es la versión...

Cómo controlar el miedo de su perro a la...

Un perro que tiene miedo de su correa, ¡es increíble! Sin embargo, existe y...

Perros de servicio

El perro de servicio supone una gran diferencia para las personas con discapacidad, no...

Los 5 sentidos del perro

Los cinco sentidos del perro le permiten evolucionar en su entorno, percibir las cosas,...

Problemas urinarios en los perros

Los perros, al igual que los humanos o los gatos, están sujetos a trastornos...

La cama del perro

Las uñas de nuestros perros son importantes en muchos sentidos. Cuidarlos es una obligación,...