Quiropráctica para perros

¿Sabías que existe la quiropráctica para perros? Puede ser muy útil en varios casos y en este artículo te explicaremos todo sobre esta técnica.

Quiropráctica para perros

¿Qué es el cuidado quiropráctico?

Si quieres seguir leyendo este post sobre "Quiropráctica para perros" dale click al botón "Leer más" y podrás leer el resto del contenido gratis. habitat3.cl es un sitio especializado en Mascotas. Si quieres completar de Leer el post no dudes de ssguir navegando por la web y suscribirte a las notificaciones del Blog.

Seguir leyendo

La palabra quiropráctica deriva del griego y significa "realizar con las manos". Esta técnica se desarrolló en el siglo XIX como método para mantener la salud y tratar los trastornos neurológicos y musculoesqueléticos y sus efectos en el organismo.

La quiropráctica se enfoca en los movimientos espinales anormales y los efectos que esta desalineación tiene en el sistema nervioso y en todo el cuerpo. La quiropráctica tiene como objetivo maximizar la movilidad y mejorar la función del sistema nervioso para permitir el intercambio de información sin restricciones entre el cerebro y el cuerpo.

Demostración de esqueleto para clase práctica y estudio de biomecánica. Cualquier restricción de movimiento entre dos vértebras puede afectar negativamente a los nervios que existen en la columna, irritándolos.

Antes del tratamiento quiropráctico, se examinan toda la columna vertebral y las extremidades del animal para identificar la restricción de movimiento en cada articulación. Una vez detectada la restricción, la articulación afectada será tratada con atención quiropráctica.

La atención quiropráctica no reemplaza la atención médica veterinaria convencional, pero mejora la eficacia de la terapia médica tradicional para los trastornos de la columna vertebral y de los órganos internos. También es un tratamiento eficaz para el dolor agudo y crónico causado por problemas biomecánicos.

¿Qué es un Complejo de Subluxación Vertebral (VSC)?

La quiropráctica define una CSV como un movimiento limitado de las vértebras adyacentes y, ocasionalmente, la desalineación funcional de estas articulaciones.

Si la restricción está presente, la columna pierde su movilidad normal. Esto puede causar rigidez, tensión muscular, dolor y disminución del rendimiento. La restricción del movimiento entre dos vértebras también puede afectar los nervios espinales. Estos nervios salen de la médula espinal entre las vértebras y deben proporcionar un flujo de información sin restricciones entre el cerebro, los músculos, la piel y todos los demás órganos.

Un flujo de información discontinuo provoca una disminución de la coordinación y/o disfunción de órganos (como problemas cardíacos o del sistema digestivo).

Algunas subluxaciones provocan solo una ligera pérdida de movimiento. El animal se mueve menos, se vuelve menos activo o juguetón. El aumento de la sensibilidad al tacto en ciertas áreas del cuerpo también puede ser un signo de disfunción nerviosa.

Un animal con subluxación cambiará de postura para compensar la restricción del movimiento de la columna para evitar el dolor. Esto provoca un aumento de la tensión mecánica en otras partes de la columna vertebral y articulaciones de las extremidades, provocando pequeñas restricciones de movimiento y deterioro de la condición física del animal.

Posibles signos y síntomas de CSV

En pequeños animales hay varios síntomas de subluxaciones. Los más comunes incluyen dolor, alteraciones y anomalías en el movimiento o la postura.

– Dolor agudo en el cuello y la espalda;
– Rendimiento limitado;
– Renuencia a moverse, subir escaleras o saltar desde superficies elevadas;
– Señales de dolor al realizar ciertos movimientos o al levantar objetos;
– Hipersensibilidad al tacto;
– Lamer granuloma en las extremidades;
– Infecciones periódicas en los oídos o glándulas anales;
– Posición de sentado alterada, mientras los cachorros se sientan (llamado “cachorro sentado”);
– El animal sólo se acuesta de un lado;
– Problemas digestivos periódicos;
– Goteo de orina o incapacidad para retener las heces.
– Claudicación inespecífica, movimiento lento, desgaste desigual de las uñas;

Algunos usos de la atención quiropráctica

– Trauma en la columna vertebral: el tratamiento debe realizarse según los resultados de un examen clínico previo y diagnóstico por imágenes.
– Espondilosis (osificación de la columna): en muchos casos, el movimiento de áreas sanas con síntomas de restricción del movimiento de la columna puede conducir al alivio de los síntomas y el dolor.
– Síndrome de cauda equina: trastornos neurológicos frecuentes en perros. La compresión, destrucción o desplazamiento de las raíces espinales que ocupan el canal vertebral caudal al final de la médula espinal conducen a síntomas neurológicos.
– Síndromes de las Vértebras Cervicales (Síndrome de Wobbler, inestabilidad vertebral cervical, espondilomielopatía cervical caudal, malformación cervical, espondilolistesis cervical).
– Discopatías: fundamentalmente tras diagnóstico por imagen.
– Lame el granuloma.
– Alteraciones irreversibles (como displasia de cadera, espondilosis, artrosis, etc.) pueden provocar subluxaciones en la columna como consecuencia de la compensación.
– Artrosis: a menudo provoca CSV en la columna.
– Neuralgia del nervio ciático.
– Inflamación/infección periódica de las glándulas anales.
– Inflamación/infección periódica de los oídos.
– Incontinencia: puede verse agravada por una subluxación en una vértebra lumbar.
– Hiper e hiposensibilidad.
– Claudicación inespecífica: puede ser causada por una VCS en las articulaciones de las extremidades o en la columna.
– Perros deportistas : la eliminación de cualquier restricción de movimiento, aunque sea mínima, ayuda a aumentar el rendimiento.
– Pacientes de edad avanzada.
– Tratamiento preventivo para mantener la forma física.

Tratamiento quiropráctico

Si hay una CSV, se ajustará la desalineación funcional y se restaurará el movimiento de la articulación.

Las articulaciones vertebrales se ajustan con las manos o los dedos del quiropráctico, aplicando una presión extremadamente rápida y precisa a lo largo del plano articular de la vértebra afectada.

El cuidado quiropráctico es un tratamiento muy suave y específico. El propósito es corregir las CSVs en la columna y articulaciones, afectando positivamente el sistema nervioso. A diferencia de otros métodos de manipulación no específicos, la atención quiropráctica no ejerce una tensión excesiva sobre los ligamentos, trabajando dentro de los límites anatómicos normales de la articulación y las estructuras de soporte.

La mayoría de los animales muestran una mejora visible después de una a cuatro sesiones. Los problemas agudos suelen responder rápidamente a la terapia, mientras que los problemas crónicos suelen requerir tratamientos más prolongados.

Los pacientes con enfermedades crónicas (como artrosis, displasia de cadera o espondilitis), en los que aparece una restricción del movimiento articular como consecuencia de la enfermedad, responden muy bien al tratamiento de apoyo periódico.

Dr. camila morandini
IAVC – Academia Internacional de Quiropráctica Veterinaria, Opciones para Animales
IVCA – Asociación Internacional de Quiropráctica Veterinaria
https://www.healingvet.com.br/

Scroll al inicio