¿Qué rata elegir?

¿Puede ser mordido al manipular su lagarto? ¿Cómo se pueden evitar estas picaduras? ¿Cómo atrapar a su lagarto sin hacerle daño? ¿Cómo se maneja después? Le ofrecemos respuestas a todas estas preguntas y le damos los mejores consejos para una manipulación segura y cuidadosa.

Algunos lagartos son fáciles de manejar, otros no. Por eso, al comprar tu lagarto, debes asegurarte de que hace lo que quieres que haga: observarlo, sí, pero manejarlo también. A veces, simplemente es necesario manejarlo. Es el caso de la limpieza de su jaula o de la puesta en cuarentena por enfermedad, por ejemplo.

Incluso en cautividad, estos reptiles tienen sus propios instintos de supervivencia. Así que nunca debes:

  • Intentar agarrar a tu lagarto desde arriba. Tenderá a ser agresivo por miedo a que surja un depredador.
  • Agarra a tu lagarto por la cola. Esto es especialmente importante en el caso de las iguanas, ya que la cola puede romperse.

Cómo agarrar a tu lagarto

Hay varias técnicas para agarrar a tu lagarto. Lo mejor es utilizar una de estas técnicas. Los otros son demasiado estresantes. Además, es importante no apretarlo nunca para que no se sienta oprimido y menos aún en peligro.

Así, se puede:

  • Acaricia suavemente el lomo de tu lagarto. El resultado será que arqueará la espalda.
  • De este modo, puedes deslizar suavemente tu mano o unos dedos bajo su vientre para que se levante con suavidad. Se ajustará a su mano, plana, a su conveniencia.

Manipulación de su lagarto

Una vez en su mano, su lagarto puede caminar a su antojo. Ten cuidado de no moverte demasiado ni elevarte demasiado por si te caes. Puedes poner la otra mano plana al lado de la primera para que tu reptil tenga una superficie más amplia para moverse.

Además, no dudes en sujetar su cola en horizontal para que no se caiga, sin apretarla.

Aparte de las salidas para la limpieza de la jaula, su lagarto no disfrutará del entorno exterior, que a menudo no es propicio para su biotipo ideal (desierto, semidesierto, entorno tropical). Por ello, su mejor lugar es su terrario. Sin embargo, algunos lagartos aprecian más que otros la interacción con los humanos. Este es, por ejemplo, el caso del geco leopardo.

El gecko leopardo se compra bastante joven y se puede domesticar rápidamente.

  • Al principio, deja que descubra su nuevo entorno.
  • Entonces háblale con voz suave. No haga ningún movimiento brusco. No debe tener miedo de ti. La salamanquesa, como muchos lagartos, es activa por la noche o al final del día (especies diurnas).
  • Para un primer contacto, pon la mano dentro de su hábitat. Vendrá a lamerte los dedos y a olerte la mano. Si su mano está caliente, puede instalarse.
  • No retire la mano en absoluto si su lagarto intenta lamerle.

Es importante recordar que hay que lavarse las manos antes y después de la manipulación.

En resumen

Domar a un lagarto no es difícil para los criados en cautividad y no de su entorno natural. Los lagartos no están necesariamente diseñados para ser acariciados y manipulados. Sin embargo, a veces es necesario sacarlos de su terrario durante unos minutos durante la limpieza habitual o cuando están enfermos. En este caso, sólo debes agarrarlo por el abdomen y no por la espalda. Evita también agarrar su cola.

Cuando te acerques a tu mascota, sé amable y nunca retires la mano cuando intente lamerte.

Related Stories

Llegir més:

Alimentar a una gata embarazada

La dieta se adapta a cada gato. Por supuesto, existe una dosis máxima...

La sarna en los perros

La sarna es una de las enfermedades más preocupantes de todas las que...

Golosinas para conejos

Heno, hierba, pellets y algunas verduras. Esta es la dieta básica de su...

Smous holandés

Otros nombres: Grifón holandés, Hollandse Smoushound El Smoushound holandés es un...

Obesidad felina

Apetito feroz, comida demasiado rica, falta de actividad, predisposición genética... Las causas de...

Galgo español

Otros nombres: Galgo Sighthound, Spanish Greyhound El galgo español es un...