¿Qué enfermedades caninas pueden tratarse con acupresión?

Mientras que algunos animales de compañía mueren de viejos en la comodidad de sus hogares, muchos otros enferman gravemente, sufren algún tipo de lesión o experimentan un importante deterioro de su calidad de vida a medida que envejecen. En estas situaciones, puede ser necesario considerar la eutanasia de su mascota para evitarle un gran dolor. Esta puede ser la decisión más difícil que se puede tomar como propietario de una mascota, pero a veces es la única manera de acabar con el sufrimiento de tu mascota cuando el desenlace es inevitable.

¿Por qué se debe aplicar la eutanasia a un perro?

La eutanasia es el último recurso y sólo se lleva a cabo si se han agotado todas las demás opciones. Si tu perro padece una enfermedad incurable como el cáncer que está afectando a sus capacidades hasta tal punto que ya no podrá vivir como antes, o si tu mascota es muy mayor y está perdiendo los sentidos y cada momento es un dolor, la eutanasia puede ser la última opción para asegurar que se vaya decentemente. Tenga en cuenta que, independientemente de la opinión del veterinario, la decisión de aplicar la eutanasia a un perro es del propietario, con dos excepciones:

El perro es un peligro para los demás: un perro muy agresivo o violento puede ser eutanasiado, por orden judicial en el caso de una agresión o por decisión del propietario si el perro es un peligro para la familia. En ambos casos, se realizará un análisis del comportamiento del perro para garantizar la validez del procedimiento.

Superpoblación masiva de los refugios: Si los refugios como el SPA se niegan a practicar la eutanasia, puede ocurrir, por desgracia, que las perreras decidan sacrificar a los perros abandonados si ninguna asociación puede acogerlos. Esta es una razón más, por si hiciera falta alguna, para no abandonar a tu mascota.

Si crees que tu perro está sufriendo, que su enfermedad está demasiado avanzada y que deseas ponerle fin sin dolor y con cariño, debes hablar de la eutanasia con tu veterinario. Él podrá aconsejarte y orientarte, pero la decisión final es tuya.

¿Cuándo es el momento adecuado para aplicar la eutanasia a su perro?

Su veterinario es la mejor persona para guiarle en este difícil proceso. La mayoría de las veces, el veterinario podrá decirle definitivamente si ha llegado el momento de aplicar la eutanasia a su mascota y sólo le sugerirá esta opción cuando esté seguro de que no hay otra alternativa, pero a veces es difícil atreverse a tomar esa decisión. Tendrá que basar su decisión en sus observaciones sobre el comportamiento y la actitud de su mascota. Estos son algunos signos que pueden indicar que su perro sufre dolor y ya no tiene una calidad de vida suficiente para vivir adecuadamente:

  • Tiene un dolor crónico que no se puede aliviar con altas dosis de medicación (un examen veterinario puede ayudarle a determinar si su mascota sufre dolor).
  • Ha perdido el interés por la mayoría de sus actividades favoritas, como los paseos, el juego con niños u otros animales, las golosinas, la atención y las caricias de los miembros de la familia.
  • No puede mantenerse en pie por sí mismo o se cae al intentar caminar.
  • Tiene vómitos o diarrea frecuentes, lo que provoca deshidratación y una grave pérdida de peso.
  • Tiene incontinencia y ya ni siquiera se mueve para hacer sus necesidades.
  • Ha dejado de comer o sólo come si le obligas.
  • Tiene una respiración dificultosa o una tos crónica, cada momento es una prueba.

¿Cómo se realiza la eutanasia de los animales?

Tomar la decisión de decir adiós a una mascota querida es estresante, y su ansiedad a menudo puede verse exacerbada si no sabe qué esperar durante el procedimiento de eutanasia.

Por lo general, su veterinario le explicará el procedimiento antes de comenzarlo. No dude en pedir más explicaciones o aclaraciones si es necesario.

La eutanasia es un procedimiento médico muy controlado. Una vez tomada la decisión, el veterinario:

  • Coloca al perro en la mesa de exploración si es posible y lo sujeta por su seguridad para que no se haga daño en caso de pánico.
  • A continuación, realiza una inyección inicial de anestesia para inducir al perro a dormirse tranquilamente. Se administra una segunda inyección, esta sobredosis de anestesia detiene todas las funciones vitales del animal.
  • Después de unos 10 minutos, el veterinario comprueba los signos vitales y se puede administrar una nueva inyección si el animal no ha muerto.

Este procedimiento es indoloro para su perro. A veces puede escuchar lo que suena como un jadeo de su perro después de la muerte; esto es simplemente el aire que se exhala de los pulmones. Los nervios también pueden crisparse por un momento, sus ojos pueden no cerrarse completamente. Puede orinar o defecar. Se trata de actos reflejos involuntarios después de la muerte y no son dolorosos, pero pueden ser perturbadores de ver.

Un procedimiento alternativo consiste en administrar barbitúricos después de que el animal haya recibido una anestesia general. Esto es considerado más aceptable por algunos propietarios, ya que el perro es puesto a dormir de antemano.

La eutanasia también puede realizarse a distancia, a través de un catéter, para permitirle estar a solas con su perro en sus últimos momentos.

Algunos veterinarios también se desplazan a su casa para aplicar la eutanasia a su perro, lo que puede ser preferible si a su perro le resulta estresante ir a la clínica o al veterinario, o si desea que toda la familia esté presente para despedirse de su mascota.

¿Debe estar presente para su perro en el momento de la eutanasia?

Antes de la intervención, la mayoría de los veterinarios le invitan a pasar a la sala de exploración y luego le dejan a solas durante unos minutos para que diga lo que quiera, o simplemente le echan en cara a su perro. Cuando llegue el veterinario, le preguntará si desea asistir al procedimiento. Se trata de una decisión personal y no se le impondrá de ninguna manera. Sin embargo, muchos veterinarios animan al propietario a estar con su perro en sus últimos momentos.

Hay dos razones para ello. En primer lugar, compartir este último momento con tu perro facilita el duelo. En segundo lugar, su presencia puede calmar a su perro, que puede entrar en pánico si se queda solo con el veterinario, y este pánico puede ser la última emoción de su perro.

¿Cuánto cuesta la eutanasia de un perro?

El precio puede variar en función de los honorarios que cobre su veterinario y del peso del animal, suele estar entre 30 y 110 euros. Además del coste de la operación, está el del entierro o la incineración del animal, que puede variar desde 40 euros para un entierro masivo hasta 300 euros para una incineración privada con ceremonia y entrega de las cenizas de su compañero.

Tenga en cuenta que algunas compañías de seguros para mascotas cubren la totalidad o parte del coste.

Sea cual sea la opción que elijas, no dudes en hablarlo, sobre todo con tu veterinario, que podrá guiarte en este momento tan difícil para el dueño de tu mascota.

¿Qué ocurre después de la eutanasia?

A menudo la opción más fácil es incinerar a su perro. Algunas empresas, como Esthima, pueden encargarse de los trámites con su veterinario, redactar un acuerdo de incineración y ocuparse del transporte de su mascota al crematorio. A continuación, puede elegir el tipo de ceremonia que desea para su mascota. Esthima cuenta con 15 crematorios y agencias funerarias en toda Francia y ofrece 3 servicios de cremación (plural, de referencia y privado) para rendir un último homenaje a su perro de la forma que le parezca más adecuada.

Artículo anteriorDiarrea en conejos
Artículo siguiente¿Qué es un registro LOOF?

Related Stories

Llegir més:

Cómo elegir un transportín para hámsteres

A lo largo de su vida, su serpiente deberá beneficiarse de unas condiciones...

Spaniel de juguete continental

Otros nombres: Papillon Spaniel, Phalène Spaniel, Continental Toy Spaniel El Continental...

Anorexia en conejos

Otro nombre: gallo de Brahma La gallina de Brahma puede ser...

Sabueso tricolor yugoslavo

Otros nombres: Stabyhoun, Stabyhound, Stabijhoun El Stabyhoun o Stabijhoun es un...

Seguro de salud para perros de aguas japoneses

El Spaniel Japonés, también conocido como Chin, es un perro de compañía. En...

Cómo elegir una caja de arena para gatos

La primera compra imprescindible cuando se acoge a un gato o gatito: su...