Problemas urinarios en los perros

Los perros, al igual que los humanos o los gatos, están sujetos a trastornos urinarios. Sin embargo, los caninos son mucho menos sensibles al tracto urinario que los felinos. Cuando hablamos de problemas urinarios, a menudo pensamos en la cistitis, pero no son las únicas enfermedades del sistema urinario, ni mucho menos. ¿Cuáles son los síntomas de los problemas urinarios? ¿Qué enfermedades pueden causarlas? Intentaremos responder a estas preguntas para ayudarle a detectar posibles problemas en su perro.

  • Incontinencia
  • Cálculos urinarios
  • Insuficiencia renal
  • Impureza urinaria

Síntomas urinarios en perros

  • Dificultad para orinar o disuria. El perro tiene dificultades para orinar, el chorro se interrumpe con pausas o el animal muestra molestias o dolor durante la micción. Esta dificultad puede deberse a cálculos en la vejiga, hiperplasia prostática, etc.
  • Pequeñas cantidades de orina o polaquiuria. El perro orina unas pocas gotas cada vez, la eliminación suele ser difícil -el perro la fuerza- y puede ser dolorosa.
  • Sangre en la orina o hematuria. La orina suele ser de color rosa (sangre diluida en el volumen de orina). La presencia de sangre puede indicar una inflamación importante de la pared de la vejiga, el uréter o los riñones. Si el perro orina con sangre (es decir, de color rojo intenso), debe ser consultado urgentemente por su veterinario.
  • Dolor al orinar o estrangulamiento. El perro se pone en posición de eliminación y llora cuando sale muy poca orina. El perro siente un violento ardor o espasmo cada vez que intenta orinar. Este dolor puede provocar una retención urinaria (el perro no quiere orinar por miedo al dolor) que puede convertirse rápidamente en un problema. Junto con este dolor urinario, puede haber un aumento del lamido del pene o de la vulva.
  • Micción abundante o poliuria. Para que un perro orine mucho (demasiado), debe beber mucho; ambas cosas están relacionadas. Un perro con este tipo de síndrome debe ser llevado al veterinario para realizar un análisis de sangre como mínimo. La insuficiencia renal, los trastornos hormonales (diabetes mellitus o síndrome de Cushing) son algunas de las posibilidades que deben explorarse.
  • Negligencia urinaria. Es un síntoma que puede ser sugestivo de muchas cosas: dificultad para contenerse, orinar con alegría… la pista puede ser conductual o no. Cuando hable de este problema con su veterinario, asegúrese de describir detalladamente las condiciones en las que se producen los episodios de suciedad: perro dejado solo, perro que levanta la pata o por el contrario que parece estar olvidado en su cesta…

Los síntomas urinarios pueden evolucionar solos o acompañados, es decir que se pueden observar a la vez dificultades para orinar acompañadas de sangre por ejemplo.

¿Pero cuál puede ser la causa de estos síntomas? Echemos un vistazo a las enfermedades comunes del tracto urinario en los perros.

Enfermedades del tracto urinario en perros

Incontinencia

Existen dos formas de incontinencia en perros: la incontinencia en perros mayores y la incontinencia por castración en perras.

En el primer caso, a medida que el perro envejece le resulta difícil aguantar tanto como cuando era más joven. O bien pide salir, pero demasiado tarde; o bien se olvida de pedirlo y, por tanto, orina donde está. Varias patologías pueden estar en el origen de esta incontinencia: la senilidad, los trastornos prostáticos en los machos, un problema neurológico (consecutivo o no a un derrame cerebral por ejemplo)…

En el segundo caso, las perras esterilizadas de razas gigantes o grandes pueden desarrollar este trastorno. El origen de este trastorno aún no se conoce bien, pero los estrógenos (producidos por los ovarios) intervienen en la presión uretral y su ausencia favorece los problemas de continencia.

Cálculos urinarios

También se conocen como cálculos urinarios. Existen varios tipos de cálculos urinarios: estruvitas, oxalatos, uratos y cálculos de cistina. Ciertas razas de perros son conocidas por su capacidad de producir tal o cual tipo de cristal. Por ejemplo, se sabe que el dálmata es sensible a los cálculos de urato y el bulldog a los de cistina.

Los cálculos pueden tener varias localizaciones y, por tanto, causar diferentes síntomas, pueden encontrarse en el riñón, la vejiga o enganchados en la uretra. Cuando se enganchan en la uretra, impiden la emisión de orina. El perro intenta entonces orinar pero no puede (piense en lo que debe ser querer ir al baño pero contenerse durante varias horas con una vejiga que sigue llenándose…), es entonces una emergencia, el obstáculo debe ser retirado lo antes posible para evitar daños en la vejiga y los riñones.

Dependiendo de su localización, los cálculos se tratarán de forma diferente: medicación para disolverlos, cirugía para eliminarlos… Los perros que hayan tenido cálculos urinarios tendrán que seguir una dieta específica para evitar su formación.

Insuficiencia renal

Existen dos formas de insuficiencia renal, la aguda y la crónica. Durante un episodio agudo, el riñón pierde repentinamente su capacidad de filtrar. Cuando se trata a tiempo, la insuficiencia renal puede ser reversible. Su origen es variado: tóxico, parasitario, obstrucción por cálculos, etc. y los síntomas no siempre son fáciles de detectar: problemas digestivos como vómitos/diarrea, fatiga, pérdida de apetito, aliento fuerte, etc. El tratamiento consiste en perfundir adecuadamente los riñones aportando líquido mediante fluidoterapia (rehidratación por vena, por ejemplo).

La segunda forma, es decir, la insuficiencia renal crónica, puede seguir a un episodio agudo o simplemente aparecer a medida que el perro envejece. La forma crónica evoluciona a largo plazo, los síntomas suelen pasar desapercibidos al principio, luego el animal bebe mucho (y por tanto orina mucho), come menos y por tanto pierde peso. También pueden aparecer otros síntomas, como la anemia, ya que el perro está muy cansado.

El perro tendrá que seguir una dieta especial y tomar medicamentos para ayudar a que los riñones funcionen mejor.

Mala praxis urinaria

Dependiendo de la edad del perro, la mala praxis tendrá diferentes orígenes. En un cachorro o en un perro joven, la suciedad suele deberse a un problema de educación: falta de comprensión de dónde está la zona de eliminación, dificultades para quedarse solo, miedos, destete demasiado temprano… En un perro adulto, la suciedad (si no estaba presente en su juventud) puede deberse a la presencia de un cálculo o una masa en la vejiga, por ejemplo, pero también puede deberse a la esterilización por ovariectomía en la perra.

En los perros mayores, la incontinencia y la insuficiencia renal suelen ser la causa del problema. Debe explicar al veterinario en qué circunstancias se producen los episodios de suciedad: solo en casa, en la cesta, etc.; si la orina tiene un color concreto: oscuro, rosa, etc.; y si tiene un aspecto particular: pegajoso, por ejemplo.

Artículo anteriorLa cama del perro
Artículo siguienteLos 5 sentidos del perro

Related Stories

Posts relacionados:

Adoptar un gatito

Estás listo para dar el paso y adoptar un gatito que te acompañará durante...

Tailandés

¿Los gatos hablan? A veces dan la impresión de que lo hacen, especialmente cuando...

¿Cómo viajar con su gato en el coche?

Se acercan las vacaciones y no sabe si llevarse a su gato. Tras unos...

Ragdoll

La socialización es una etapa muy importante en la vida de su gatito. Es...

¿Qué es la alimentación cruda para gatos?

Alimentar a su gato según los principios de la alimentación cruda significa acercar su...

Pérdida de apetito en los gatos

Su gato es un gourmet, pero a veces es exigente. Si fuera por él,...

Enfermedades del ojo de gato

Su gato tiene una vista increíble. Sin embargo, los ojos de su gato a...

El mal aliento del gato

El mal aliento no sólo afecta a los perros, los gatos también se ven...

¿Por qué mi gato come hierba?

Se sabe que los gatos son carnívoros estrictos, es decir, que su dieta consiste...

Exótico

Otro nombre: Exótico de pelo corto El Exótico de pelo corto es la versión...

Cómo controlar el miedo de su perro a la...

Un perro que tiene miedo de su correa, ¡es increíble! Sin embargo, existe y...

Perros de servicio

El perro de servicio supone una gran diferencia para las personas con discapacidad, no...

Los 5 sentidos del perro

Los cinco sentidos del perro le permiten evolucionar en su entorno, percibir las cosas,...

Problemas urinarios en los perros

Los perros, al igual que los humanos o los gatos, están sujetos a trastornos...

La cama del perro

Las uñas de nuestros perros son importantes en muchos sentidos. Cuidarlos es una obligación,...