Pérdida de apetito en los gatos

Su gato es un gourmet, pero a veces es exigente. Si fuera por él, comería todo el día, siempre que le guste la comida de su cuenco. Por lo tanto, una pérdida de apetito siempre debe hacer que se cuestione a su gato. ¿Qué está pasando? ¿Está enfermo? ¿Hay otras razones para que se niegue a comer? ¿Cómo debe reaccionar?

Hasta ahora, su gato ha sido feliz comiendo. Entonces, de repente, empieza a rechazar lo que le ofreces. Se enfurruña con la comida y no come más. Si esto se prolonga durante más de dos días, deberías hacerte preguntas. El cuestionamiento siempre precede a la preocupación. Las causas son múltiples y es aconsejable, antes de cualquier diagnóstico definitivo, identificar el núcleo del problema.

Causas de la pérdida de apetito

La pérdida de apetito no significa necesariamente un problema de salud. Puede estar relacionado, por supuesto, pero los factores externos o dietéticos pueden ser la razón. Veamos todas las posibles razones de la pérdida de apetito:

  • La fiebre puede quitarle literalmente el apetito a tu gato.
  • Una infección bucal, unas encías inflamadas o un absceso también pueden impedir que tu gato coma, ya que le duele demasiado masticar.
  • Su gato tiene muchas bolas de pelo en el estómago, lo que puede provocar incluso una obstrucción intestinal.
  • Enfermedades como la coriza o la diabetes, el tifus, la insuficiencia renal o una infección parasitaria como un gusano.
  • Su gato puede estar envenenado y se negará a comer.
  • La vejez de su felino le llevará inevitablemente a una pérdida natural de apetito, pero ésta puede verse agravada por la artrosis, que le provoca dolor cada vez que se agacha para comer.
  • El exceso de estrés o la depresión pueden ser la causa de esta pérdida de apetito. En este caso, la causa será psicológica y no física.
  • Acaba de mudarse o está a punto de hacerlo, su gato ya no reconoce su entorno. Puede negarse a comer. No aprecia este cambio. Esto debería ser temporal.
  • Has movido su cuenco y, de hecho, has molestado a tu felino, porque ha perdido la orientación.
  • Su gato puede encontrar comida fuera durante un paseo. No tendrá hambre cuando llegues a casa.
  • En pleno verano, cuando hace mucho calor, el apetito de su mascota puede verse reducido. Si tiene que beber mucho, es posible que no tenga mucha hambre.

El rechazo a comer también puede deberse a la comida que se le da. Puede que no sea de su gusto:

  • A su gato no le gusta su nueva dieta. Un alimento le molesta en la composición de su menú.
  • La temperatura de los alimentos no es adecuada. Demasiado frío y a tu gato no le gustará, ya que le gusta a temperatura ambiente.
  • El plato de comida no está limpio. Su gato lo notará y no querrá alimentarse de un recipiente sin lavar.

¿Qué puedes hacer?

Si la causa no está relacionada con la salud, puedes usar tu imaginación para intentar que tu gato coma.

Por ejemplo, puedes difundir más el olor de los alimentos que le suelen gustar. También puedes reducir la cantidad de comida que come si le das puré, o poner menos croquetas en su cuenco. Si has movido su cuenco o has hecho algún cambio en su rutina, vuelve a la forma en que estaba antes. Si su gato es mayor y tiene dificultades para alimentarse, existe un alimento especial. Puedes ponerte en contacto con tiendas especializadas. Por último, no te olvides de cambiar su alimentación con suavidad si quieres cambiar su dieta para no alterar su sistema digestivo.

¿Cuándo hay que consultar?

Debe visitar a su veterinario cuando sospeche de causas relacionadas con la salud. La pérdida de apetito puede ir acompañada de otros síntomas como diarrea, vómitos, dificultad para respirar o aumento de la temperatura corporal. Su gato puede estar aletargado y apático. Es importante reaccionar rápidamente para que se pueda hacer un diagnóstico lo antes posible. Si su gato pierde peso continuamente, usted también debe reaccionar. El profesional de la salud llevará a cabo un control general de la salud y pondrá a su mascota en un goteo para que recupere su fuerza.

En resumen

Hay muchas causas para la pérdida de apetito de su gato. Las causas pueden ser dietéticas, ambientales o estar relacionadas con una enfermedad subyacente. En los dos primeros casos, debe encontrar la manera de que su gato vuelva a comer antes de acudir a una consulta veterinaria. En este último caso, la consulta es obligatoria para diagnosticar la enfermedad lo antes posible.

Related Stories

Posts relacionados:

Adoptar un gatito

Estás listo para dar el paso y adoptar un gatito que te acompañará durante...

Tailandés

¿Los gatos hablan? A veces dan la impresión de que lo hacen, especialmente cuando...

¿Cómo viajar con su gato en el coche?

Se acercan las vacaciones y no sabe si llevarse a su gato. Tras unos...

Ragdoll

La socialización es una etapa muy importante en la vida de su gatito. Es...

¿Qué es la alimentación cruda para gatos?

Alimentar a su gato según los principios de la alimentación cruda significa acercar su...

Pérdida de apetito en los gatos

Su gato es un gourmet, pero a veces es exigente. Si fuera por él,...

Enfermedades del ojo de gato

Su gato tiene una vista increíble. Sin embargo, los ojos de su gato a...

El mal aliento del gato

El mal aliento no sólo afecta a los perros, los gatos también se ven...

¿Por qué mi gato come hierba?

Se sabe que los gatos son carnívoros estrictos, es decir, que su dieta consiste...

Exótico

Otro nombre: Exótico de pelo corto El Exótico de pelo corto es la versión...

Cómo controlar el miedo de su perro a la...

Un perro que tiene miedo de su correa, ¡es increíble! Sin embargo, existe y...

Perros de servicio

El perro de servicio supone una gran diferencia para las personas con discapacidad, no...

Los 5 sentidos del perro

Los cinco sentidos del perro le permiten evolucionar en su entorno, percibir las cosas,...

Problemas urinarios en los perros

Los perros, al igual que los humanos o los gatos, están sujetos a trastornos...

La cama del perro

Las uñas de nuestros perros son importantes en muchos sentidos. Cuidarlos es una obligación,...