Osteocondrosis de hombro y codo en perros

Si se trata de forma temprana y adecuada, la osteocondrosis de hombro y codo no deja daños duraderos en el perro afectado. Veamos con más detalle esta enfermedad del desarrollo del cartílago, también conocida como osteocondritis disecante (OCD).

La osteocondrosis del hombro y del codo afecta a los perros jóvenes durante su crecimiento y les hace cojear, lo que reduce sus movimientos. El síntoma empeora con el tiempo. Pero es una enfermedad muy tratable mediante cirugía para que el animal pueda llevar una vida completamente normal y permanecer activo.

Trastorno de la osificación del cartílago en perros jóvenes

La osteocondrosis del hombro y del codo es más común en perros grandes e incluso en razas de perros gigantes. La herencia parece ser un factor importante, así como los pequeños traumas repetidos que, en cualquier caso, pueden agravar el problema. Tampoco hay que olvidar las causas nutricionales.

La osteocondrosis del hombro y del codo se produce cuando existe una anomalía en el desarrollo del cartílago de estas dos articulaciones. En otras palabras, la transformación del cartílago articular en hueso en el cachorro no se produce correctamente.

Además del hombro y el codo, la osteocondrosis también puede afectar a la rodilla y al tarso del perro joven a medida que crece.

Esto da lugar a un engrosamiento continuo del cartílago, que se ve afectado por lesiones (grietas en el caso de la osteocondritis). Como resultado del movimiento de la articulación, los fragmentos de cartílago o los colgajos de cartílago pueden desprenderse de la superficie articular y “flotar” libremente en la articulación. Esto se llama osteocondritis disecante y es el tipo más común de osteocondrosis canina.

En el caso de la osteocondrosis del hombro, uno de cada dos perros está afectado en ambos lados.

Síntomas y diagnóstico de la osteocondrosis de hombro y codo

Como se ha explicado anteriormente, la osteocondrosis de hombro y codo se produce en perros jóvenes. Los síntomas aparecen entre los 4 y los 10 meses de edad, cuando el crecimiento aún no se ha completado, menos como resultado del engrosamiento del cartílago que cuando las lesiones comienzan a afectarlo.

Las grietas y desprendimientos de cartílago provocan cojera en la pierna afectada. Con el tiempo, esta cojera y el dolor se acentúan, especialmente después del ejercicio o tras largos periodos de descanso.

El diagnóstico de la osteocondrosis del hombro y del codo se realiza mediante la manipulación de la articulación dolorida y propensa a la laminaciones. Se confirma mediante una radiografía o, mejor aún, cuando su veterinario dispone del equipo necesario, mediante una artroscopia.

Una afección relativamente tratable

En la mayoría de los casos, la osteocondrosis del hombro y del codo en los perros sólo puede tratarse de forma eficaz y permanente mediante cirugía. El procedimiento preferido es la artroscopia; se introduce una cámara en miniatura en la articulación y se realiza un legrado de la zona con defectos cartilaginosos. Por supuesto, también se eliminan los fragmentos libres de cartílago si están presentes. Así, su veterinario puede proceder directamente al tratamiento tras el diagnóstico artroscópico.

También es posible utilizar un injerto de cartílago, tomado de la rodilla o de origen sintético gracias a los recientes avances en este campo.

Related Stories

Llegir més:

Alimentar a una gata embarazada

La dieta se adapta a cada gato. Por supuesto, existe una dosis máxima...

La sarna en los perros

La sarna es una de las enfermedades más preocupantes de todas las que...

Golosinas para conejos

Heno, hierba, pellets y algunas verduras. Esta es la dieta básica de su...

Smous holandés

Otros nombres: Grifón holandés, Hollandse Smoushound El Smoushound holandés es un...

Obesidad felina

Apetito feroz, comida demasiado rica, falta de actividad, predisposición genética... Las causas de...

Galgo español

Otros nombres: Galgo Sighthound, Spanish Greyhound El galgo español es un...