Necesidades de agua de una cobaya

Otro nombre: Coq Gournay

Es difícil pasar por alto el Gournay y su inusual plumaje de guijarros. Esta gallina rústica francesa procede de Gournay-en-Bray, en Seine-Maritime. Buena ponedora, esta antigua raza prácticamente desapareció después de la guerra, para ser rehabilitada en los años 90 por varias asociaciones. También existe una raza Gournay enana. Tan elegante como su prima mayor, es una gallina ornamental perfecta.

Características físicas

El Gournay tiene un cuerpo muy alargado horizontalmente, como si el cultivo estuviera demasiado desarrollado. Lleva la cola en alto, cuadrada a su espalda. Cabe destacar que con los años y las sucesivas mudas, su plumaje tiende a blanquearse, dándole un aspecto sal y pimienta cada vez más pronunciado.

Tamaño del huevo: 55/60g, cáscara blanca.

  • Plumaje: negro con manchas blancas. Se dice que el plumaje es «guijarroso».
  • Ojos: iris amarillo anaranjado.

  • Pico: pequeño, arqueado, mezcla de blanco, rosa y negro.
  • Cresta: simple, recta, bastante grande llevada hacia atrás.
  • Pecho: amplio y profundo, dándole una forma redondeada.
  • Paperas: blancas, a veces con pequeños toques de rojo.
  • Tarsos: Más bien cortos, negros con marcas rosas. Cuatro dedos del pie.

Comportamiento y temperamento

Fácil de criar, la gallina Gournay tiene muy buen carácter y no es nada tímida. Es una mascota maravillosa que no dudará en acercarse a ti y mostrarte ternura. La Gournay no es una gallina que pueda prescindir de su espacio vital, le gusta vivir al aire libre y no le gusta estar encerrada en su gallinero. Disfruta de la compañía de otras gallinas y animales de granja, pero no es necesario presentarle otros compañeros. A diferencia de otras razas, como la Harco, la gallina Gournay puede vivir muy bien sola o en pareja.

Alimentación

No hay recomendaciones especiales para la alimentación del Gournay. Esta vieja raza siempre ha sabido arreglárselas con lo que había.

Si quieres que tu Gournay produzca buenos huevos, recuerda que su alimentación debe ser rica en proteínas. Si no opta por los pellets convencionales para ponedoras, asegúrese de complementar su dieta de cereales con guisantes proteicos, cebada o avena.

Reproducción

La Gournay es una ponedora bastante precoz, que alcanza la fertilidad hacia los 3 meses. No es una buena criadora, será muy difícil construir un rebaño por ti mismo con esta pollita. Este es probablemente uno de los factores que llevaron a su casi extinción. Algunos Gournays pueden incubar con entrenamiento, pero si quiere estar seguro de obtener polluelos, debe utilizar una criadora eléctrica.

Salud

Como buena gallina casera, la Gournay no padece ninguna dolencia particular. Tiene la robustez que requiere la vida al aire libre. Como muchas gallinas, está acostumbrada a los baños de polvo para deshacerse de los parásitos. Si encuentra su plumaje descuidado, es probable que haya algo mal. Una gallina, en cambio, siempre necesitará su ayuda para deshacerse de los parásitos intestinales. También puedes añadir un poco de vinagre de sidra al agua, que eliminará las bacterias gracias a sus propiedades desinfectantes y antibióticas. Las vacunas no son obligatorias para los pollos, pero son muy recomendables.

Ubicación

La Gournay es una gallina resistente que ha conservado sus hábitos de antaño. No es una gallina que se favorezca si tiene poco espacio para ofrecerla. Prospera en espacios amplios donde puede picotear el suelo cubierto de hierba en busca de brotes y gusanos. No es para nada hogareña y pasará la mayor parte del tiempo fuera, incluso bajo la lluvia.

Historia de la raza

La raza Gournay tiene orígenes muy antiguos. Como muchas gallinas normandas (Crèvecoeur, Merlerault, Pavilly…), esta raza se remonta a la época que dio nombre a Normandía: la de los vikingos. En realidad, se trata de un cruce entre una raza local y una raza escandinava, tras la invasión de los vikingos en el siglo XV, que vio nacer al Gournay y su plumaje de guijarros. La cuna histórica de la raza es la Alta Normandía, más concretamente la región del País de Bray, al noreste de Rouen.

En la Edad Media, esta ave estaba presente en las cortes europeas. Es una de las primeras razas de gallinas crestadas que se ven en Francia.

Sin embargo, el Gournay tuvo que esperar hasta el final de la Primera Guerra Mundial (1924) para obtener su estándar oficial (plumaje negro/pico blanco). Después de la Segunda Guerra Mundial, la población de la Gournay disminuyó y, como muchas otras razas resistentes, fue sustituida por gallinas importadas de mayor rendimiento. Fue en los años 90 cuando varias asociaciones, entre ellas el Collectif pour la Sauvegarde des Races avicoles Normandes (Colectivo para la protección de las razas avícolas de Normandía), lucharon por la rehabilitación de esta raza. Actualmente hay unas 15.000 gallinas Gournay en Francia. También existe una variedad enana de Gournay reconocida como raza desde 2003. Es la obra de un profesor de Normandía llamado Bruno Lomenède.

Artículo anteriorPerro pastor yugoslavo
Artículo siguienteEsperanza de vida de una gallina

Related Stories

Llegir més:

La visión en los caballos

Difícilmente hay un perro más juguetón y alegre que un Bobtail japonés. Traerá...

Adoptar una rata

Tus gallinas ya no ponen cuando todo ha ido bien, y te preguntas...

Hipertiroidismo en gatos

Nuestros gatos viven ahora más tiempo gracias a la calidad de los cuidados...

Pastor Catalán

El pastor catalán es un perro pastor originario de España. Es de tamaño...

¿Cuánto cobra un cuidador de mascotas?

Cada vez hay más cuidadores de mascotas y la oferta es cada vez...

Lapphund finlandés

Otros nombres: Korean Jindo, Korean Jindo Spitz, Korean Jindo Dog El...