Muda en aves de compañía

La muda puede ser una fase delicada para las aves, por lo que es importante entender el proceso y atender las necesidades específicas del animal.

Las aves cambian regularmente de plumaje. Esto se llama muda, como en el caso de los perros, por ejemplo, cuando se desprenden del pelo y lo sustituyen por otro nuevo. Se trata de una época muy especial para el ave, ya que está asociada a cambios hormonales y a veces va acompañada de cambios de comportamiento. También cambia las necesidades del pájaro, especialmente las de alimentación. ¿Qué hay que saber sobre la muda en las aves de compañía? ¿Cómo puede ayudar a su pájaro cuando esto ocurre?

¿Qué ocurre durante la muda en las aves de compañía?

La muda es una fase durante la cual la totalidad de las plumas del ave son reemplazadas gradualmente. Es posible ver las plumas viejas acumulándose en el fondo de la jaula o pajarera. A medida que el pájaro se desprende de sus plumas, otras nuevas irán cubriendo su cuerpo.

La muda puede cambiar el comportamiento del ave. En general, tiende a volverse menos activo, a dormir más y sus cantos se vuelven menos frecuentes. En algunos casos, en cambio, el pájaro puede estar muy agitado, muy estresado e incluso irritable.

También puede rascarse, pero esto no es anormal; el ave lo hace para facilitar la muda de sus plumas viejas.

¿Cuándo se produce la muda y cuánto dura?

La muda se produce una vez al año en las aves adultas y suele tener lugar después del solsticio de verano. Sin embargo, la frecuencia y la duración varían según la especie.

En los periquitos ondulados y otras psitácidas, la muda continúa durante todo el año, con picos en primavera y verano.

Los paseriformes mudan a finales del verano después de la temporada de cría. Puede durar de 4 a 6 semanas.

¿Qué problemas pueden surgir durante la muda?

Si la muda dura varios meses o si el ave ya no puede volar normalmente, puede tratarse de una falsa muda. Este fenómeno se ve favorecido por el estrés.

Las zonas del cuerpo sin plumas pueden ser causadas por parásitos o enfermedades. El picoteo de las plumas, en el que el pájaro se arranca las plumas a sí mismo o a otros pájaros, es un signo de estrés y malestar. Es necesario llevar al pájaro al veterinario para que identifique el origen del problema y prescriba el tratamiento adecuado.

La luz y la temperatura también son factores importantes para el estado del plumaje. Una exposición excesiva o insuficiente a la luz natural provoca problemas en este ámbito. Un pájaro en un entorno excesivamente iluminado es probable que pierda sus plumas.

Véase también: Mantener ocupado a un pájaro

Las necesidades alimentarias del pájaro durante la muda

Durante la muda, el organismo del pájaro exige mucho a sus reservas de calcio para asegurar el desarrollo de nuevas plumas. Como resultado, hay menos calcio disponible para los huesos, que se vuelven más vulnerables a los daños.

Como las plumas están hechas de queratina, aumenta la necesidad de proteínas de calidad y de aminoácidos azufrados. Los huevos, las legumbres y los cereales los contienen. Sin embargo, el ajuste de las cantidades depende de la especie, por lo que es mejor pedir consejo a su veterinario. El veterinario también puede prescribir complementos alimenticios si es necesario.

Artículo anteriorCómo hacer una casa para tu perro
Artículo siguientePastor de Anatolia

Related Stories

Llegir més:

Alimentar a una gata embarazada

La dieta se adapta a cada gato. Por supuesto, existe una dosis máxima...

La sarna en los perros

La sarna es una de las enfermedades más preocupantes de todas las que...

Golosinas para conejos

Heno, hierba, pellets y algunas verduras. Esta es la dieta básica de su...

Smous holandés

Otros nombres: Grifón holandés, Hollandse Smoushound El Smoushound holandés es un...

Obesidad felina

Apetito feroz, comida demasiado rica, falta de actividad, predisposición genética... Las causas de...

Galgo español

Otros nombres: Galgo Sighthound, Spanish Greyhound El galgo español es un...