Miedo a otros gatos

Un gato que tiene miedo de otros gatos no es tan raro. De hecho, es un problema con el que tienen que lidiar muchos propietarios. ¿Cuál es la causa del miedo a otros gatos y qué se puede hacer para disminuir el impacto?

No hay nada malo en el miedo, ni en los gatos ni en otros seres vivos. Es incluso instintivo y vital, ya que permite al gato escapar del peligro. Pero es cuando se vuelve sistemático y enfermizo cuando plantea un problema, especialmente cuando es provocado por la presencia de otros gatos.

Un gato no debería tener miedo de otros gatos, excepto de aquellos que son demasiado agresivos. El miedo a otros gatos es un motivo de preocupación para el propietario, pero no es inevitable.

¿Cómo muestra el gato el miedo?

Un gato que tiene miedo de otros gatos (o de cualquier otra cosa) preferirá evitarlos y huir. Buscará lugares altos de refugio para estar fuera del alcance de sus compañeros, a los que percibe como amenazas, y los observará desde la distancia para poder reaccionar en cualquier momento.

En cuanto al lenguaje corporal, el miedo se manifiesta en la postura característica del gato, que combina el miedo y la actitud defensiva: espalda doblada, pelo erizado…

Debido a una fuente excesiva de estrés en su entorno, el gato puede desarrollar ciertos trastornos (cardíacos, urinarios, digestivos, agresividad, marcaje, anorexia, bulimia, suciedad o aseo excesivo). Los gatos también utilizan las feromonas de alarma vaciando sus glándulas anales. Son dos pequeñas bolsas situadas a ambos lados del ano. En caso de gran estrés, el gato vacía sus glándulas anales y escupe un líquido marrón y maloliente. Estas secreciones son un marcador de estrés. Normalmente estas glándulas se vacían con las heces. Sin embargo, a veces es necesario vaciarlos en el veterinario.

¿Qué causa el miedo a otros gatos?

¿Por qué un gato puede tener miedo de otros gatos? La razón más común es la propia experiencia del animal.

Puede haber tenido una o más experiencias traumáticas con otros gatos, como un ataque cuando era joven.

El origen del miedo a otros gatos también puede deberse a una socialización insuficiente y/o al destete a una edad mucho más temprana. El gatito necesita pasar el mayor tiempo posible con su madre y sus hermanos para aprender a relacionarse con los demás. Al igual que necesita entrar en contacto con otros gatos, animales y humanos más adelante. La privación de experiencias tan importantes sienta las bases para todo tipo de problemas de comportamiento en el gato, incluido el miedo a otros gatos.

Por último, el miedo a otros gatos también puede ser un rasgo. Mientras que algunos gatos son dominantes por naturaleza, otros son dominados.

¿Cuáles son las consecuencias?

La primera consecuencia del miedo a otros gatos es la huida sistemática. Cada vez que ve a un compañero, el gato busca refugio y distancia, como se ha explicado anteriormente.

La agresividad también suele estar relacionada con el miedo. Si el gato no tiene otra salida, el enfrentamiento y el contraataque, por breve que sea, son inevitables. El problema para el dueño del gato que teme a sus congéneres es que le resulta difícil adoptar otros felinos si así lo desea.

¿Cómo puedo ayudar a mi gato a dejar de tener miedo a otros gatos?

Entonces, ¿qué se puede hacer para reducir el impacto del miedo a otros gatos y hacer que el gato se sienta más relajado con otros gatos?

Si hay otros gatos viviendo en la misma casa, lo primero que hay que hacer es mantener sus territorios separados para evitar conflictos. Cada gato debe tener su propia cesta, su cuenco de comida y su caja de arena. Entonces, deja que las cosas sucedan de forma natural.

Cuando el gato se encuentra en una situación de miedo y estrés, se puede utilizar un spray o conectar un difusor de aceites esenciales calmantes Petscool que permitirá reducir los conflictos y corregir ciertos comportamientos como las peleas o las persecuciones.

Paralelamente, es imprescindible el asesoramiento de un veterinario, preferentemente conductista. Es el más indicado para descifrar las causas y los mecanismos del miedo a otros gatos, y luego encontrar una solución. Esto se puede medicar.

En cualquier caso, un gato que tiene miedo de otros gatos no debe ser obligado a ir hacia ellos. Esto sólo agravará el miedo, especialmente si hay un movimiento repentino por su parte.

Related Stories

Llegir més:

Seguro de salud del Cane Corso

Otros nombres: Caniche toy, Caniche de juguete, Barbone, Caniche El Caniche...

Cómo elegir un transportín para hámsteres

A lo largo de su vida, su serpiente deberá beneficiarse de unas condiciones...

Spaniel de juguete continental

Otros nombres: Papillon Spaniel, Phalène Spaniel, Continental Toy Spaniel El Continental...

Anorexia en conejos

Otro nombre: gallo de Brahma La gallina de Brahma puede ser...

Sabueso tricolor yugoslavo

Otros nombres: Stabyhoun, Stabyhound, Stabijhoun El Stabyhoun o Stabijhoun es un...

Seguro de salud para perros de aguas japoneses

El Spaniel Japonés, también conocido como Chin, es un perro de compañía. En...