Llevar al perro al trabajo

En Estados Unidos, una de cada cinco empresas americanas ofrece a sus empleados la posibilidad de llevar a sus perros al trabajo. Una práctica que ya está muy arraigada al otro lado del Atlántico, pero que aún le cuesta afianzarse en nuestros países. Sin embargo, son muchas las ventajas de tener a nuestros perritos con nosotros en la oficina, tanto para los propios animales como para nosotros y, en definitiva, para las empresas.

En Francia y en muchos otros países, la presencia de animales de compañía, ya sea en empresas públicas o en tiendas de alimentación, está prohibida. En el sector privado, sin embargo, algunas empresas pueden tolerarlas, pero bajo ciertas condiciones.

Todavía no hay muchas empresas que acepten perros, pero es de esperar que esto cambie en el futuro por los beneficios que puede aportar. Llevar al perro al trabajo es realmente ventajoso en muchos sentidos. Descubramos cómo…

Los beneficios del enfoque

Para los propietarios de perros y mascotas en general, no siempre es fácil dejar a sus amigos de cuatro patas por la mañana, para volver a verlos por la noche. La separación es difícil, especialmente cuando el perro está un poco enfermo, por ejemplo.

Poder tener al compañero canino al lado en el trabajo permite, por tanto, tranquilizarse y estar tranquilo. Este sentimiento conduce inevitablemente a una mayor sensación de relajación y bienestar, que sólo puede tener un efecto positivo en el trabajo del empleado.

La presencia de un perro en el trabajo es también un importante factor de alivio del estrés tanto para el dueño como para sus compañeros. Es difícil no sonreír o sentirse mejor cuando ves al animal jugar, hacer payasadas o dormir tranquilamente a tu lado. Su efecto tranquilizador, especialmente en los espacios abiertos, es palpable.

Además, tiene un efecto beneficioso en las relaciones entre compañeros, que encuentran más fácil comunicarse y conversar durante las pausas. Esto es una ventaja para el espíritu de equipo y la cohesión que debe prevalecer en cualquier empresa.

Las empresas también podrían beneficiarse de ello en cuanto a los índices de absentismo, si nos atenemos a esta encuesta realizada entre los lectores de la revista Fast Company: el 60% de ellos afirma que estaría dispuesto a trabajar más horas si tuviera la posibilidad de llevarse a su perro al trabajo.

Por último, hay beneficios para los propios perros, que pueden pasar más tiempo con sus dueños.

Obstáculos encontrados

A pesar de las numerosas ventajas, este enfoque sigue presentando grandes obstáculos. Muchas direcciones siguen siendo reticentes y aducen cuestiones de salud y seguridad como uno de sus motivos.

Algunos empleados padecen cinofobia (que puede superarse estando cerca de los perros en las condiciones adecuadas), mientras que otros son alérgicos al pelo de los perros.

También se menciona el riesgo de que el animal pueda causar daños en el lugar de trabajo, así como el riesgo de ser mordido.

Requisitos previos para un resultado satisfactorio

Justificaciones a veces exageradas, pero que deben tomarse en serio. Uno de los requisitos es que el perro esté limpio y bien entrenado. También debe ser sociable y tener un temperamento tranquilo. Aunque el tamaño y la raza no deben ser los únicos criterios para elegir un perro para trabajar, hay algunos que son especialmente adecuados.

El Labrador-Retriever, el Golden-Retriever o el King Charles Spaniel, conocidos por su carácter tranquilo y amistoso. Pero, una vez más, lo que marca la diferencia es la educación y la socialización que se le da al animal, independientemente de su origen y tamaño.

Por supuesto, es necesario obtener el acuerdo de la dirección antes de llevar a su perro al trabajo. Y para que la experiencia sea lo más provechosa posible, también debe consultar con sus colegas.

Por último, también hay que tener en cuenta las necesidades del perro, sobre todo en cuanto a las salidas. Por lo tanto, el propietario debe aprovechar sus descansos para permitir que su compañero canino estire las piernas de vez en cuando.

Related Stories

Llegir més:

Alimentar a una gata embarazada

La dieta se adapta a cada gato. Por supuesto, existe una dosis máxima...

La sarna en los perros

La sarna es una de las enfermedades más preocupantes de todas las que...

Golosinas para conejos

Heno, hierba, pellets y algunas verduras. Esta es la dieta básica de su...

Smous holandés

Otros nombres: Grifón holandés, Hollandse Smoushound El Smoushound holandés es un...

Obesidad felina

Apetito feroz, comida demasiado rica, falta de actividad, predisposición genética... Las causas de...

Galgo español

Otros nombres: Galgo Sighthound, Spanish Greyhound El galgo español es un...