Lenguaje corporal del perro

Sin palabras, el perro tiene su propia forma de comunicarse contigo. Esta capacidad de comunicarse con los humanos los hace más sociales y sociables que nunca. Pero aún así debes entender el lenguaje de tu perro. Te ayudaremos a descifrarlo.

  • Orejas
  • Manosear,
  • Manoseo, levantamiento
  • Erizado
  • Lamer
  • Olfatear partes privadas
  • Simular acto sexual
  • Gruñidos
  • Gemidos
  • Aullidos
  • Ladridos
  • Comportamiento agresivo
  • Comportamiento estresado
  • Comportamiento temeroso y agresivo
  • Comportamiento tranquilo

Susurrar, ladrar, gruñir, subir o bajar la cola, dar zarpazos… Todos estos gestos tienen un significado específico para su perro. Debes entenderlos para adaptarte a sus necesidades.

Los diferentes comportamientos del perro

Las orejas

Inclinadas hacia delante, las orejas de su perro significan que está bastante atento. Cuanto más se inclinen hacia delante, más tranquilo y confiado estará su perro. Se siente confiado o en control. También puede ser un signo de agresividad, de ser desafiado. Si su perro tiene los colmillos fuera, tenga cuidado, puede estar a punto de entrar en acción.

Dar la pata, levantarla

Al levantar la pata y extenderla hacia usted, su perro está pidiendo su atención. Puede ser para pedirle comida o simplemente para jugar.

El pelaje erizado

Su perro puede sentirse amenazado. Esto es una señal de miedo. A la inversa, también puede estar en una posición de dominio. Esto es una advertencia a la persona que está delante de él, o a otro perro. El pelaje erizado suele ir acompañado de una cabeza erguida, gruñidos y, a veces, una postura lateral, todo ello con el fin de impresionar.

Tumbado de espaldas

Cuando su perro se tumba de espaldas, hay varios significados posibles:

  • Si además estira las patas, es un signo de sumisión. Esto se ve a veces cuando dos perros juegan o se cruzan. Uno puede ser sumiso al otro.
  • Su perro ha hecho una tontería. Sabe que será regañado. Por lo tanto, se pondrá en esta posición en previsión. Esto es una señal de sumisión y no debes castigarlo.
  • Una negativa a obedecerte.
  • Un gesto de plenitud. Su perro está contento y decide demostrarlo poniéndose de espaldas.

Mueve la cola

» Mueve la cola porque está contento. «No te equivoques, esta afirmación no es cierta. Si su perro mueve la cola, puede significar varias cosas:

  • Su perro tiene miedo, está preocupado y no controla la situación. Significa miedo. Su cola tenderá a caer entre sus patas traseras.
  • Si la cola de tu perro está alta, muestra superioridad, dominio.
  • Su perro está difundiendo su olor. En este caso, la cola se balanceará.

La cantidad de movimientos de la cola también determinará el estado emocional de su perro. Se puede saber si está excitado o relativamente tranquilo. Este meneo puede explicarse por el significado de la ansiedad de su perro, el estrés o simplemente la amistad.

Por ejemplo, cuando está frente a usted, el balanceo de la cola de su perro puede indicar alegría al verlo -la cola se balancea de izquierda a derecha muy libremente- o miedo a su estatura -en cuyo caso la cola se lleva baja y el balanceo es de baja amplitud-.

Lamer

Lamer es un gesto que se aprende desde muy pequeño. La madre lamerá a su cachorro para demostrarle su afecto. El lamido es más o menos suave con los cachorros, por ejemplo, después de mamar, la perra lame el vientre de los cachorros con fuerza para facilitar el tránsito y la emisión de heces. El cachorro lamerá el hocico de su madre para indicar que tiene hambre.

Su perro puede lamer a un compañero para mostrar su vínculo social. En una manada, un perro lamerá a otro para mostrar sumisión. En la calle, los perros pueden lamerse unos a otros en señal de apaciguamiento. También puede lamer a otro perro para mostrar su afecto.

Su perro también puede acercarse a lamerle la cara cuando se siente estresado o ansioso. Quiere reconfortarte, ayudarte. Es importante tener en cuenta que lamer la cara puede ser una fuente de transmisión de enfermedades, así que tenga cuidado.

Olfatea las partes privadas

Esta es una forma única de comunicarse. Su perro necesita saber con quién está tratando. Su nariz puede reconocer miles de olores. Al olfatear las partes íntimas de otro perro, éste detecta las feromonas que emiten las glándulas anales, de las que hay dos a cada lado del ano.

Las feromonas son sustancias químicas que segrega el organismo, no tienen olor como tal, no desprenden aromas de frutas o flores, por ejemplo, pero sí emiten mensajes que sólo pueden descifrar otros animales de la misma especie. Gracias a las feromonas, un perro podrá saber si su pareja está en celo, por ejemplo.

Durante un primer contacto, es importante dejar que los dos perros en cuestión se huelan las partes del cuerpo. La información que se intercambia es amplia y facilitará su relación más adelante. Sin embargo, si no pueden olfatearse lo suficiente, la falta de exploración del olor puede provocar un comportamiento agresivo.

Simular el sexo

Una marca de dominación es la simulación del sexo. Esta simulación rara vez tiene un significado sexual. De hecho, muchos cachorros lo realizan cuando aún son sexualmente inmaduros. Realizada en público, esta marca es muy significativa: en los lobos, sólo los dominantes pueden retozar delante de todos. Por lo tanto, es importante no permitir que su perro haga e interrumpir este comportamiento cuando se produce.

Las señales verbales

El gruñido

Es una señal de alarma. Es una señal de advertencia de que algo va mal y de que la otra persona, perro o humano, debe alejarse. Su perro puede gruñir por varias razones: está marcando su territorio y prohibiendo al otro entrar, se ha apoderado de un juguete o de su cuenco y ve al otro como una amenaza, gruñe para expresar dolor.

El perro no gruñe para dominar, sino simplemente como advertencia por muchos motivos. Usted, como propietario, debe tratar de entender el malestar expresado por su perro. Debe detener toda actividad con su perro, dar un paso atrás y reflexionar sobre lo que le ocurre. Tal vez desee buscar la ayuda de un conductista. Si la advertencia no parece ser entendida, el perro puede alterarse aún más y ser potencialmente agresivo: manténgase alerta. Un gruñido expresa miedo, temor, incomprensión o incluso dolor.

Lloriqueo

Al igual que el ladrido, es un medio de expresión para su perro. Los lloriqueos se deben a diversos factores, como el estrés, el aburrimiento, la soledad, la excitación o la frustración. Su perro gime para llamar su atención. Se trata de una señal de socorro que debe tomarse en serio. Debe tratar de identificar el origen de la queja.

Un gemido también puede ser un signo de dolor en su perro. Si le tocas y gime, entonces debes estar cerca de la zona que le causa dolor. Llévalo al veterinario.

Aullidos

Su perro puede necesitar aullar como un lobo. Es sobre todo un medio de comunicación, aunque los perros domésticos sólo lo utilicen ocasionalmente. De hecho, usted proporciona todo lo que su perro necesita. Algunas razas, como el Husky, el Beagle o el Cocker spaniel, son más propensas a aullar que otras. Al igual que el lobo, un aullido puede ser una señal de deseo de interactuar con otros perros (un poco como una llamada telefónica) o puede ser una expresión de angustia.

Ladridos

Este es probablemente el método de comunicación preferido de su perro. Los ladridos tienen muchos significados dependiendo de su tono y frecuencia.

  • La excitación y la alegría corresponden a un ladrido más agudo.
  • Si su perro es amenazante o agresivo, entonces utilizará un ladrido de tono más bajo, para intimidar.
  • Su perro puede ladrar porque está aburrido.
  • Ha enseñado a su perro a ladrar en determinadas condiciones. Si se encuentra con ellos, entonces ladrará por condicionamiento.
  • La frustración puede provocar varios ladridos sucesivos.

Por regla general, su perro ladra para llamar la atención. También es una forma de responder a otro perro y así crear un vínculo social. También puede ser una forma de indicar un problema. El objetivo es siempre el mismo, comunicar.

Las posturas de tu perro y su significado

Comportamiento agresivo

La cola de tu perro está tensa y paralela al suelo. Tiembla más que se menea. Su perro se apoya principalmente en sus patas delanteras. Tiene el pelo erizado y las orejas adelantadas. Sus labios se vuelven hacia arriba, muestra sus colmillos y puede gruñir.

Comportamiento estresado y preocupado

La cola de su perro está bastante baja. Su cuerpo es generalmente más bajo y las orejas están hacia atrás. Las almohadillas de las patas de su perro están sudando y está jadeando y puede gemir.

El comportamiento temeroso y agresivo

Su cola está bajada entre sus dos patas traseras. Su pelo se eriza y sus colmillos son visibles. Las orejas permanecen hacia atrás. Su perro podría ser agresivo por miedo y, por tanto, morder.

El comportamiento tranquilo

La cola está baja y parece relajada. La cabeza de tu perro está alta, su boca muestra la lengua y su mirada es amistosa.

Related Stories

Llegir més:

Alimentar a una gata embarazada

La dieta se adapta a cada gato. Por supuesto, existe una dosis máxima...

La sarna en los perros

La sarna es una de las enfermedades más preocupantes de todas las que...

Golosinas para conejos

Heno, hierba, pellets y algunas verduras. Esta es la dieta básica de su...

Smous holandés

Otros nombres: Grifón holandés, Hollandse Smoushound El Smoushound holandés es un...

Obesidad felina

Apetito feroz, comida demasiado rica, falta de actividad, predisposición genética... Las causas de...

Galgo español

Otros nombres: Galgo Sighthound, Spanish Greyhound El galgo español es un...