La enfermedad del virus del herpes en los gatos

Enfermedad contagiosa muy común en los gatos, la infección por el virus del herpes felino se manifiesta con síntomas oculares y respiratorios. La vacunación sigue siendo el único medio de prevención contra esta enfermedad.

La herpesvirosis felina es una enfermedad difícil de eliminar. Es frecuente la alternancia de ataques sintomáticos agudos y fases latentes asintomáticas. Sin embargo, en otras circunstancias, la enfermedad puede provocar la muerte del animal. ¿Cómo se produce la transmisión del virus del herpes y cuáles son los síntomas y tratamientos?

Gatos con herpes virosis: una enfermedad altamente contagiosa

Los gatos con herpes virosis son una enfermedad vírica altamente contagiosa cuya infección primaria afecta a gatitos y gatos muy jóvenes, así como a gatos adultos inmunodeprimidos. Sin embargo, ninguna raza parece estar predispuesta a esta enfermedad. Se transmite de un gato a otro cuando entran en contacto directo. El virus que causa el herpes virus del gato se transmite de un gato portador asintomático o enfermo a otro gato sano a través de las secreciones nasales y oculares contaminadas. La incubación puede durar hasta 10 días, por lo que la aparición de los síntomas no es inmediata.

La infección primaria es aguda y suele autolimitarse en 10-14 días. En los casos más graves, el virus puede provocar la muerte del animal afectado. En caso de recuperación, el 80% de los gatos que han contraído la herpesvirosis siguen siendo portadores latentes del virus, es decir, el virus sigue presente en su cuerpo pero está inactivo y, por tanto, no provoca ningún síntoma. Sin embargo, puede reactivarse por diversos factores desencadenantes, los más importantes de los cuales son la fatiga y el estrés, lo que da lugar a brotes regulares de virosis herpética. Así, la enfermedad se vuelve crónica y, si no se trata, puede tener efectos muy perjudiciales para la salud del animal.

Síntomas de la herpesvirosis: principalmente oculares y respiratorios

Los síntomas más comunes de la herpesvirosis son oculares y respiratorios. Se ven afectados los ojos, concretamente la córnea y la conjuntiva, y las vías respiratorias superiores (nariz, garganta y laringe).

No obstante, los primeros signos son la fiebre y la pérdida gradual de apetito. Posteriormente, el gato comienza a presentar descargas nasales y oculares, de color claro a marrón rojizo y de textura mucosa.

El gato también sufre conjuntivitis, o inflamación de la conjuntiva del ojo, y queratitis, o inflamación de la córnea, que puede llevar a la pérdida del ojo afectado. El gato puede toser y estornudar repetidamente. El gato se vuelve letárgico y su temperatura corporal no mejora.

En las gatas preñadas, la enfermedad puede provocar un mayor riesgo de que los gatitos nazcan muertos.

¿Cómo debe tratarse un gato con herpesvirosis?

La herpesvirosis no se puede curar pero sí controlar. El tratamiento en las fases agudas consiste en tratar los signos oculares con colirios locales antiinfecciosos y antiinflamatorios. Normalmente se prescriben antibióticos para limitar el riesgo de sobreinfección bacteriana. La profilaxis de por vida con lisina también es necesaria para reducir la frecuencia y las manifestaciones clínicas de la virosis herpética. Además, limitar los factores de estrés es clave para controlar la enfermedad.

La prevención de la herpesvirosis en los gatos es totalmente posible y muy recomendable. Es incluso un paso necesario cuando se adopta un gatito, ya que una de las vacunas destinadas a él es precisamente para prevenir la aparición de esta enfermedad. En efecto, la vacuna anticoryza permite proteger al animal al mismo tiempo contra el virus del herpes y la calicivirosis.

El gatito es vacunado por primera vez cuando tiene 2 meses, y luego a los 3 y 4 meses. A partir de entonces, y durante toda la vida del gato, será necesario un refuerzo cada año.

Related Stories

Llegir més:

Alimentar a una gata embarazada

La dieta se adapta a cada gato. Por supuesto, existe una dosis máxima...

La sarna en los perros

La sarna es una de las enfermedades más preocupantes de todas las que...

Golosinas para conejos

Heno, hierba, pellets y algunas verduras. Esta es la dieta básica de su...

Smous holandés

Otros nombres: Grifón holandés, Hollandse Smoushound El Smoushound holandés es un...

Obesidad felina

Apetito feroz, comida demasiado rica, falta de actividad, predisposición genética... Las causas de...

Galgo español

Otros nombres: Galgo Sighthound, Spanish Greyhound El galgo español es un...