Enseñe a su perro la orden de «darse la vuelta

Su perro siempre estará encantado de aprender un nuevo comando o truco. Cada nueva característica refuerza sus habilidades, así como tu vínculo. Aunque al principio pueda parecer innecesario, no lo es. Enfrentarse a uno mismo es una de ellas.

Después de «dar la pata», «girar» es sin duda el truco más fácil de enseñar a un perro. He aquí un método muy sencillo, en pocos pasos, para enseñar a su perro a girar sobre sí mismo.

¿Qué te aporta?

Enseñar a su perro a girar sobre sí mismo permite, en primer lugar, ejercitarlo mentalmente pero también reforzar su educación básica. En efecto, un perro que sabe girar sobre sí mismo es un perro que puede sentarse o tumbarse a demanda sin demasiados problemas. Y sí, cuanto más complicadas sean las cosas que le enseñes a tu perro, más sencillos serán los ejercicios básicos para él.

Además, el aprendizaje de trucos es muy importante para fortalecer la relación entre el adiestrador y el perro porque, a través del aprendizaje de trucos, usted ofrece a su perro un momento de compartir y de complicidad que no es despreciable.

Enseñar a tu perro a girar también puede ser útil en la vida cotidiana, por ejemplo cuando lo secas después de un paseo mojado. Le permite permanecer estático y pedir a su perro que se mueva en una posición determinada.

Entonces, este ejercicio es una muy buena manera (cuando se hace correctamente) de trabajar la propiocepción. Permite al perro tomar conciencia de todas sus extremidades. Es un truco que proporciona muchos beneficios musculares y también ayuda a trabajar la flexibilidad del perro.

Cómo enseñar a su perro a girar sobre sí mismo

Para enseñar a tu perro este truco, necesitarás:

  • golosinas
  • un clicker (opcional)
  • tiempo, paciencia
  • un entorno tranquilo para ayudar a su perro a concentrarse
  • una buena dosis de entusiasmo para comunicárselo a su perro

golosinas

un clicker (opcional)

tiempo, paciencia

un ambiente tranquilo para ayudar a su perro a concentrarse

una buena dosis de entusiasmo para comunicárselo a su perro

Las sesiones no deben ser demasiado largas (Máximo: 15 minutos) pero no dude en ofrecérselas regularmente a su perro. Lo mejor es trabajar un poco cada día para obtener resultados rápidos y aprovechar para ofrecer a tu mascota un ejercicio mental diario.

El método que propongo aquí utiliza la técnica del señuelo, es decir, con la ayuda de una golosina, usted acompañará a su perro hacia la actitud deseada (en este caso girar sobre sí mismo).

Paso 1: Toma una golosina. Mientras lo sostienes en la mano, preséntalo a la nariz de tu perro y guíalo hasta que haga un giro completo. Dale la golosina cuando haya completado la vuelta entera.

Mantenga su mano a la altura del hocico de su perro mientras gira. No pongas la mano demasiado alta para no tentarle a saltar, ni demasiado baja para no tentarle a tumbarse.

Paso 2: Haga lo mismo en la otra dirección para que su perro se acostumbre a girar en ambos sentidos. Verás que siempre preferirá un lado. Al igual que nosotros, los perros son diestros o zurdos.

Bonificación: Para ir más allá, distinguir entre «giro a la derecha» y «giro a la izquierda». En la obediencia o el baile canino, «giro» es cuando el perro gira en el sentido de las agujas del reloj y «giro» es cuando el perro gira en sentido contrario.

Repita los dos pasos anteriores varias veces hasta que su perro deje de tener dificultades y gire con cierta suavidad. No olvide elogiar a su perro cuando haya completado su turno.

Incluso puede utilizar el clicker para mayor precisión y eficacia. Sólo recuerde: haga clic cuando el comportamiento sea bueno y recompense (con una golosina o algo así si el perro no es especialmente codicioso).

Paso 3: Una vez que su perro gire sin problemas, puede guiarlo, todavía con la golosina, sólo en la primera parte del círculo y dejar que termine solo.

Paso 4: Si ve que su perro se gira bien, siga atrayéndolo pero esta vez sin la golosina. Si ves que tu perro pierde la concentración, no dudes en volver a un paso posterior para reforzarlo más.

Aunque ya no atraiga con una golosina sino sólo con la mano, esto no debe significar que deje de recompensar a su perro: ¡todo trabajo merece ser pagado! Dale una golosina con la otra mano cuando haya hecho su turno.

Paso 5: Una vez completados los pasos anteriores, complique el ejercicio siguiendo atrayendo pero alejando la mano de la nariz del perro. En otras palabras, basta con hacer un gesto de bucle con el dedo.

Por supuesto, aleje la mano gradualmente y siga recompensando siempre a su perro con cariño cuando coopere.

Paso 6: Finalmente, el último paso es poner un nombre a lo que le pides a tu perro para que te obedezca incluso a distancia. Así que cuando gire en el sentido de las agujas del reloj, diga «gira» y recompense. Cuando se gire hacia el otro lado, diga «giro» y recompense.

Te recomiendo que mantengas siempre el gesto, además del comando de voz. Esto le permite ser capaz de comunicarse con su perro, incluso cuando no puede/quiere hablar con él. Esto se aplica a todos los ejercicios que le enseñes a tu perro.

Artículo anteriorSabueso finlandés
Artículo siguienteNecesidades de agua de los jerbos

Related Stories

Llegir més:

Alimentar a una gata embarazada

La dieta se adapta a cada gato. Por supuesto, existe una dosis máxima...

La sarna en los perros

La sarna es una de las enfermedades más preocupantes de todas las que...

Golosinas para conejos

Heno, hierba, pellets y algunas verduras. Esta es la dieta básica de su...

Smous holandés

Otros nombres: Grifón holandés, Hollandse Smoushound El Smoushound holandés es un...

Obesidad felina

Apetito feroz, comida demasiado rica, falta de actividad, predisposición genética... Las causas de...

Galgo español

Otros nombres: Galgo Sighthound, Spanish Greyhound El galgo español es un...