Enseñar al perro a apagar y encender la luz

Nuestros perros tienen la capacidad de aprender una gran variedad de órdenes y trucos, incluidos los que nos facilitan la vida diaria. Encender y apagar las luces es una de ellas.

Sentado en su sofá o en su cama, ¿sueña con poder pedirle a su perro que apague o encienda la luz por usted? Entonces lee este artículo, ármate de paciencia y podrás hacerlo.

¿Por qué debe enseñar a su perro a apagar/encender la luz?

Enseñar a su perro a hacer trucos es esencial. Más allá de la diversión y los juegos, es una gran manera de mantener a su perro mentalmente activo, mantenerlo alerta y reforzar su entrenamiento básico.

Además, y esto no es ni mucho menos despreciable, enseñar a su perro trucos le permite reforzar la relación inter-específica entre usted y su perro. Es un momento especial de compartir y de complicidad.

Sin embargo, aprender a encender y apagar la luz no es el truco más fácil y es aconsejable empezar con ejercicios más accesibles, como dar la pata, encenderse, hacerse el simpático, hacerse el muerto, etc.

Luego, más concretamente, este truco le invita a llamar a su perro varias veces al día (cada vez que tenga que apagar o encender la luz), lo que le permite tener la sensación real de ser «utilizado» para algo: esto es particularmente apreciado por los perros de trabajo.

¿Cómo enseñar a su perro a encender y apagar la luz?

Por encima de todo, para enseñar a tu perro algo, ya sea este truco u otro, necesitas:

  • ser paciente, no precipitarte y tomarte el tiempo necesario para seguir todos los pasos sin intentar ir demasiado rápido.
  • encontrar un entorno poco estimulante para favorecer la concentración del perro.
  • proporcionar recompensas para reforzar positivamente las buenas acciones del perro.
  • puede utilizar un clicker para marcar con precisión el buen comportamiento.
  • mantenga sesiones cortas (no más de 15 minutos) y repetidas regularmente (un poco cada día para obtener resultados rápidos).

ten paciencia, no tengas prisa y tómate el tiempo necesario para respetar todos los pasos sin querer ir demasiado rápido.

encontrar un entorno que no sea demasiado estimulante para favorecer la concentración del perro.

utilizar las recompensas para reforzar positivamente las buenas acciones.

puede utilizar un clicker para marcar con precisión el buen comportamiento.

mantenga sesiones cortas (no más de 15 minutos) y repetidas regularmente (un poco cada día para obtener resultados rápidos).

Además, es necesario que su perro ya haya adquirido los fundamentos educativos y que esté acostumbrado a aprender diversos trucos. No podrá conseguir buenos resultados si su perro no sabe ya sentarse a la señal, por ejemplo.

Este es un método de adiestramiento basado en un clicker, pero incluso sin un clicker es posible: basta con decir «sí» en lugar de hacer clic.

La desventaja de no usar el clicker aquí es la falta de precisión al marcar el comportamiento. El clicker le permite ser mucho más reactivo y eficiente.

Le recuerdo el principio del clicker: se hace clic cuando el perro adopta el comportamiento correcto y entonces se le da una recompensa (a menudo se utiliza la golosina).

Por último, para que este método funcione, su perro debe estar acostumbrado no sólo al clicker sino también a las sesiones de adiestramiento que hacen hincapié en el «moldeado». En otras palabras, una sesión de adiestramiento se divide en varias etapas para llevar al perro al comportamiento final deseado.

Paso 1: Póngase al lado del interruptor, no diga nada y espere a que su perro lo mire. Si su perro está acostumbrado al moldeado, le sugerirá muchos comportamientos. Quédate quieto, no te distraigas con sus múltiples sugerencias y espera a que mire (aunque sea furtivamente) el interruptor. Una mirada a la pared es perfectamente aceptable al principio.

Paso 2: En cuanto su perro mire a la pared, haga clic y premie. Lo mismo ocurre cuando se mira el interruptor de la luz, por supuesto. Aquí hay que ser muy preciso e incluso si se hace clic por error, hay que dar una golosina al perro (lástima por ti, serás más riguroso la próxima vez…).

Repite esto varias veces.

Paso 3: Cuanto más avanza, más exigente puede llegar a ser, pero sólo si se completan los pasos anteriores. A partir de ahora, sólo se hace clic cuando el perro está mirando el interruptor (no la pared).

Haga clic, recompense y repita el ejercicio varias veces.

Paso 4: Una vez que haya completado los pasos anteriores y su perro se ofrezca sistemáticamente a mirar el interruptor, aumente la dificultad haciendo clic y premiando sólo cuando toque el interruptor (ya sea con el hocico o la pata).

Con el tiempo, puedes decidir si quieres que lo haga con el hocico o con la pata y sólo pulsar el comportamiento deseado.

Repetir el ejercicio varias veces hasta que el comportamiento esté totalmente aprendido y se realice de forma constante.

Ver también: Cómo enseñar órdenes a su perro

Paso 5: Finalmente, cuando su perro toque el interruptor cada vez y consiga encender o apagar la luz, puede dar una orden de voz. Puedes elegir la palabra que quieras, ¡lo más importante es que siempre sea la misma!

Así que, al principio, di «Luz», haz clic y recompensa. Luego, como el objetivo final es que su perro encienda o apague la luz por usted, aléjese gradualmente del interruptor y haga que su perro vaya hacia él desde la distancia.

Poco a poco, ya no será necesario hacer clic porque este comportamiento será aprendido. Sin embargo, siga dando a su perro una golosina y elogiándolo por su buena acción para animarlo a repetirla y mantenerlo motivado. Con el tiempo, sólo tendrá que pedir «Luz» y una simple recompensa verbal será suficiente.

Artículo anteriorGallina de cuello desnudo
Artículo siguientePastor boloñés

Related Stories

Llegir més:

Alimentar a una gata embarazada

La dieta se adapta a cada gato. Por supuesto, existe una dosis máxima...

La sarna en los perros

La sarna es una de las enfermedades más preocupantes de todas las que...

Golosinas para conejos

Heno, hierba, pellets y algunas verduras. Esta es la dieta básica de su...

Smous holandés

Otros nombres: Grifón holandés, Hollandse Smoushound El Smoushound holandés es un...

Obesidad felina

Apetito feroz, comida demasiado rica, falta de actividad, predisposición genética... Las causas de...

Galgo español

Otros nombres: Galgo Sighthound, Spanish Greyhound El galgo español es un...