Enfermedades oculares en los perros

Hay muchos tipos diferentes de enfermedades oculares, con diferentes grados de gravedad en los perros. A continuación, las principales enfermedades oculares caninas y sus características.

Hay un gran número de trastornos que pueden afectar a los ojos de los perros. La mayoría de las enfermedades oculares caninas son bastante similares a las nuestras. Los niveles de gravedad varían mucho: algunos son benignos, mientras que otros pueden ser mucho más graves, llegando a provocar la ceguera parcial o total del animal. Los orígenes de estas enfermedades oculares en los perros también son muy diversos, y pueden ser congénitos o adquiridos. En todos los casos, cuanto más temprano sea el diagnóstico, mayores serán las posibilidades de recuperación.

Catarata

La catarata es la opacificación parcial o total del cristalino. Esta última es una lente convergente situada en el interior del ojo. Las cataratas pueden ser hereditarias, y algunas razas, como los cockers americanos y los huskies, son más propensas a la enfermedad.

También puede ser el resultado de un traumatismo, de otra enfermedad (diabetes mellitus…), o simplemente secundario a una degeneración senil… Si se detecta a tiempo y se trata rápidamente, puede ser tratado eficazmente. De lo contrario, el riesgo de que el perro pierda la vista es alto.

Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad degenerativa del nervio óptico que provoca una pérdida progresiva de la visión en el perro, que comienza en la periferia y se extiende hasta la zona central del ojo. El glaucoma es el resultado de un aumento de la presión intraocular, provocado por la acumulación de humor acuoso. El tratamiento del glaucoma, que consiste en aliviar la presión intraocular médicamente o mediante cirugía, debe realizarse lo antes posible. Sus consecuencias son irreversibles.

Uveítis

Se trata de una inflamación de la úvea, la región intermedia pigmentada del ojo. Cuando esta inflamación está presente, el ojo aparece «nublado». La uveítis suele ser la causa de otras enfermedades oculares: conjuntivitis, edema de córnea, edema de iris, etc. El tratamiento de la uveítis consiste en tratar tanto su causa como su síntoma característico (la inflamación).

Entropión y ectropión

Cuando el borde libre del párpado se curva hacia dentro, se habla de entropión. Cuando el borde libre del párpado se curva hacia fuera, se denomina ectropión.

El San Bernardo es una de las razas de perros propensas a estas enfermedades. Al mismo tiempo, también se observan causas traumáticas, así como la implicación del envejecimiento, especialmente en el caso del entropión. En ambos casos, la blefaroplastia (cirugía para eliminar el defecto del párpado) es necesaria para lograr una cura duradera.

Dislocación del cristalino

Se trata de la rotura parcial o total del ligamento que sujeta el cristalino. Una malformación hereditaria puede ser la causa de esta condición, con predisposiciones conocidas en el Jack Russell Terrier o el Fox Terrier, por ejemplo.

La luxación del cristalino también puede ser consecuencia de otra enfermedad ocular (glaucoma, tumor, traumatismo…). Es una condición extremadamente dolorosa que debe ser tratada rápidamente. También puede favorecer el desarrollo del glaucoma o empeorarlo.

Pestañas anormalmente orientadas

Una situación u orientación problemática de las pestañas puede dar lugar a lesiones ulcerosas de la córnea, conjuntivitis u otro tipo de complicaciones. La distiquiasis se produce cuando las pestañas se implantan de forma anormal en el margen interno del párpado, pero se orientan normalmente. La triquiasis se produce cuando las pestañas están correctamente implantadas pero orientadas hacia la córnea.

Por último, se dice que las pestañas son ectópicas cuando están incorrectamente implantadas en la conjuntiva de la superficie interna del párpado y orientadas hacia la córnea. El Bulldog Inglés, el Pekinés y el Yorkshire Terrier se encuentran entre las razas propensas a estos 3 tipos de anomalías. En la mayoría de los casos es necesaria la cirugía.

Conjuntivitis

La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva de la superficie interna de los párpados, de los que cubren parcialmente el globo ocular o de la membrana nictitante. Las causas pueden ser parasitarias, alérgicas o irritantes. El ojo rojo, el edema alrededor de la córnea y el lagrimeo son las manifestaciones más comunes.

Las formas leves de conjuntivitis son autolimitadas, pero es necesario controlar los síntomas con tratamientos antisépticos, astringentes, antiinflamatorios y antibióticos.

Enfermedades de la retina

La retina tampoco se libra de las enfermedades oculares que afectan a los perros. Los perros pueden sufrir un desprendimiento de retina, en el que las dos hojas de la retina se separan por diversas razones (genéticas, debido a otras enfermedades o sin causa identificada).

También puede producirse una ARP (atrofia progresiva de la retina), que corresponde a una degeneración de los fotorreceptores. La ARP hace que los perros de 1 a 5 años pierdan la visión nocturna y se queden totalmente ciegos a los 5-8 años. Los Terriers Tibetanos y los Caniches se encuentran entre las razas propensas a la ARP.

Related Stories

Llegir més:

Elegir un perro plano

Tener un perro en un piso es posible, siempre que se elija una...

Perro de aguas español

Otros nombres: Grey Elkhound, Norwegian Elkhound, Norsk Elghund Gra El Grey...

El coste de la atención veterinaria para los perros

El Kennel Club es una organización canina británica muy activa fundada en 1873....

Haflinger

El Manx es un gato que tiene la particularidad de no tener cola....

Poule Cochin

La gallina de Cochin está llena de cualidades. Es muy gentil a pesar...

¿Cuáles son las diferencias entre los alimentos ecológicos y...

La comida ecológica para perros y la comida natural para perros son conceptos...