Diarrea en los gatos

La diarrea puede parecer benigna, pero puede ser el resultado de problemas más graves en su gato. Aunque no hay que preocuparse demasiado rápido, no hay que pasar por alto ciertas formas de diarrea.

Al igual que en los humanos, la diarrea es un signo de un trastorno digestivo o incluso de una infección. En la mayoría de los casos, se trata de una afección leve que pasará con el tiempo, un poco de medicación o un cambio en la dieta.

Si su gato tiene diarrea, notará que tarda un poco más en evacuar en la caja de arena. La consistencia de las heces también será un buen indicio. Será blanda o incluso líquida y bastante olorosa.

Su gato puede sufrir una diarrea aguda de corta duración o crónica (varias semanas), pero también una diarrea persistente. Es esto último lo que debería hacer saltar la alarma.

Causas de la diarrea

La aparición repentina de diarrea puede ser el resultado de varias causas, algunas benignas y otras más alarmantes:

  • Un cambio en la dieta de su gato. Su flora digestiva es especialmente sensible. Es posible que su gato no tolere su nueva dieta. De hecho, si quiere cambiar la dieta de su gato, debe hacerlo lentamente. Aumente la nueva porción cada día y reduzca la anterior. Un cambio brusco no será bien tolerado. Dar preferencia a las croquetas sobre el paté.
  • Una alergia o intolerancia alimentaria. Los gatos mayores son más sensibles a los problemas digestivos. A medida que crecen, pueden desarrollar intolerancias a ciertos alimentos. Otra posibilidad es que su gato sea simplemente alérgico a un alimento, o que haya ingerido comida caducada.
  • Gastroenteritis de origen viral o bacteriano. La diarrea suele ir acompañada de vómitos. Es necesario concertar una cita con el veterinario.
  • Si su gato no está desparasitado, es probable que desarrolle parásitos. Si su gato no está desparasitado, puede desarrollar parásitos en el tracto digestivo que pueden causar diarrea. En este caso, debe desparasitar a su mascota inmediatamente. Su veterinario le aconsejará. Recuerda que, si no hay problemas digestivos, tu gato debe ser desparasitado cada 6 meses aproximadamente.
  • La diarrea también puede ser provocada por el estado psicológico de su gato. Un cambio de entorno puede causar estrés, lo que puede provocar diarrea.
  • La diarrea puede estar causada por enfermedades más preocupantes e incluso mortales, como el tifus. En este caso, aparecerán otros síntomas.
  • Su gato puede tener una infección digestiva como la peritonitis infecciosa. Se requiere una visita de emergencia a su veterinario.

Qué hacer con la diarrea de tu gato

En primer lugar, no te apresures a ir al veterinario. Mantenga a su gato dentro de su casa. Si tiene otros gatos, manténgalo aislado. Haz que ayune durante 24 horas.

Por otro lado, la diarrea provoca una importante deshidratación en su gato. De hecho, después de más de 48 horas de diarrea, haga que su gato beba más. No debe privar a su gato de comida. Simplemente dale su ración en cantidades más pequeñas repartidas a lo largo del día. A partir de este momento, no dude en ponerse en contacto con su veterinario para determinar la causa de la diarrea.

Además, si las heces de tu gato cambian de color, consulta inmediatamente a tu veterinario. Esto se debe a que las heces pueden volverse rojas en el caso de una ulceración de la pared intestinal o volverse más blanquecinas en el caso de una infección bacteriana.

Si consultas a tu veterinario, te tomará muestras de sangre, orina y heces. A continuación, si es necesario, se llevarán a cabo más pruebas.

Consejos de alimentación para la diarrea leve

Su gato necesitará comer una dieta de alta calidad. Su veterinario le recetará antibióticos para estimular la flora intestinal. En cualquier caso, su veterinario podrá aconsejarle según el caso de su gato.

En resumen

La diarrea suele tener una causa benigna. Una mala alimentación, una intolerancia, una alergia o una simple gastroenteritis. En la gran mayoría de los casos, no debe preocuparse demasiado. Sin embargo, asegúrese de mantener a su gato bien hidratado y esté atento a cualquier síntoma que no sea la diarrea. Pueden indicar una enfermedad subyacente más grave y, en algunos casos, incluso mortal.

Related Stories

Llegir més:

Alimentar a una gata embarazada

La dieta se adapta a cada gato. Por supuesto, existe una dosis máxima...

La sarna en los perros

La sarna es una de las enfermedades más preocupantes de todas las que...

Golosinas para conejos

Heno, hierba, pellets y algunas verduras. Esta es la dieta básica de su...

Smous holandés

Otros nombres: Grifón holandés, Hollandse Smoushound El Smoushound holandés es un...

Obesidad felina

Apetito feroz, comida demasiado rica, falta de actividad, predisposición genética... Las causas de...

Galgo español

Otros nombres: Galgo Sighthound, Spanish Greyhound El galgo español es un...