Cuidados veterinarios del hámster

Tendrás 2 objetivos en la vida de tu hámster: hacerlo feliz y mantenerlo con buena salud. Para ello, son necesarias las visitas al veterinario a lo largo de su vida. Ya sea una revisión o, a veces, una urgencia. Se trata de estar atento a la más mínima señal. El profesional sanitario se encargará del resto.

La elección del veterinario (especialista en NAC)

Un veterinario puede convertirse en especialista en NAC siguiendo un curso de formación UNISVET que conduzca a la obtención de un diploma veterinario europeo reconocido en NAC, impartido por el Colegio Europeo de Medicina Zoológica. Además, es un especialista que el veterinario decide desarrollar, para centrarse en el cuidado de las NAC. Así que tendrás que confiar en la reputación de tu veterinario, así como en su franquicia. Por desgracia, todavía hay veterinarios que dicen ser especialistas en NAC cuando no lo son.

Cada especie viva tiene sus propias características. Por lo tanto, es más agradable saber que la mascota está en buenas manos durante una revisión o una emergencia que ponga en peligro su vida.

Hay varias ventajas de que tu hámster sea atendido por un veterinario de NAC. Él sabrá perfectamente cómo manejar a su roedor para evitar hacerle daño. Sabrá adaptar su(s) tratamiento(s) en función de los síntomas que presente su animal. Su veterinario del NAC tendrá los conocimientos suficientes para ofrecer el mejor circuito de cuidados a su hámster según la patología presentada.

El hecho es que el hámster es ahora un animal común. Los veterinarios, incluso los generales, se inician en el caso de este roedor. Por lo tanto, no es necesario pasar por un especialista en NAC en el caso de este animal.

Preparación de la visita al veterinario

En el caso de una visita rutinaria, tienes tiempo para preparar a tu hámster para salir de su hábitat. Debe llevarlo en su jaula, a menos que no sea fácilmente transportable. En este caso, optará por una bolsa de transporte.

Si su veterinario le pide cosas específicas, como una muestra de las heces de su roedor, no las olvide. Permitirán conocer mejor el estado general de tu hámster.

Por último, debes pensar en el ritmo biológico de tu acompañante. Al ser un animal diurno, estará más cómodo para una visita a primera hora de la mañana o a última de la tarde, cuando todavía estará bien despierto.

También puedes anotar todas las preguntas que quieras hacerle a tu veterinario. Las respuestas pueden tranquilizarle.

Cuidados de rutina

Ya sea en el veterinario o en casa, primero hay que mimar a tu hámster con suavidad. La manipulación debe hacerse con cuidado, ya que se trata de un roedor frágil. En casa, al igual que en el veterinario, se observarán escrupulosamente sus dientes (incisivos), ojos, orejas y pelaje. Definen su estado de salud.

Al menor síntoma que señale o sugiera una patología, debe consultar rápidamente. Recuerda que tu hámster es una criatura muy pequeña, y que cualquier pequeña enfermedad para un humano puede ser fatal para él. Por ejemplo, la diarrea puede ser mortal para tu hámster en sólo unas horas. En caso de urgencia, el veterinario realizará más pruebas.

Exámenes complementarios

Estos exámenes pueden adoptar diversas formas. Por supuesto, se mencionarán las radiografías y las ecografías. Su veterinario podría hacer un análisis de sangre a su hámster. En los casos más extremos (tumor, absceso), tendrá que operarlo y así proceder a una intervención quirúrgica.

Visitas de control

Su veterinario procederá a un examen completo de su hámster. No se olvidará de tomar su peso, un verdadero signo de buena salud. El veterinario también realizará una desparasitación completa. Esta visita es muy importante para su mascota.

El coste

La especialización se traduce en mayores honorarios. Una revisión puede costar unos 50 euros, aunque la media es de 30-35 euros. Sin embargo, es probable que no tenga que volver a su veterinario NAC en un año, a menos que haya problemas de salud. Es posible que la frecuencia de las visitas a un veterinario general sea mayor. Al final, el gasto será el mismo.

Lee también: Cómo afrontar la muerte de tu hámster

Por supuesto, el coste será mayor si tu veterinario realiza una operación importante. Las cifras pueden ascender a varios centenares de euros, incluido el tratamiento, a veces costoso.

En resumen

El itinerario de cuidados de tu hámster es clásico. En casa, debes inspeccionar cuidadosamente su estado de salud. A la menor señal de alarma, hay que consultar, preferentemente a un veterinario especializado en NAC. Además, debe realizar una visita anual. Una especie de chequeo de la salud de su mascota.

Artículo anteriorProblemas urinarios en los perros
Artículo siguienteGorrión japonés

Related Stories

Llegir més:

Seguro de salud Chow Chow

El Chow-Chow es un perro de aspecto fantástico con apariencia de oso de...

Transportar un caballo en avión

Nombre alternativo: Europeo de pelo corto El Europeo, o Europeo de...

Ojos Azules

El Ojos Azules es una raza de gatos bastante reciente, cuyos primeros ejemplares...

¿Cuánto cuesta una cobaya y dónde puedo comprarla?

Si hay una información muy sencilla sobre una serpiente, es su dieta. Este...

Dormir con su perro

¿Es una buena idea dejar que tu perro duerma a tu lado? Las...

Encuentre un champú ecológico para perros

En lo que respecta a los champús para perros, no hay más que...