¿Cómo montar un terrario para lagartos?

Su lagarto, una vez adoptado, debe vivir en condiciones muy especiales. Deben respetar los que tendría en su entorno natural. Por lo tanto, un terrario no debe ser un lugar donde se pueda poner cualquier cosa, de cualquier manera. Las normas deben respetarse para preservar la salud de tu reptil. Le damos todas las claves para una instalación sin problemas.

Elección del terrario ideal

Existen varios tipos de terrarios. Los hay con apertura lateral, lo que simplifica enormemente la maniobrabilidad de su lagarto, aunque un acuario más convencional podría impedirle escabullirse. Puede tener un terrario de cristal o preferir un terrario de madera OSB, como con las serpientes.

El más común de todos es el terrario de PVC, que es más aislante, más resistente aunque cueste un poco más. No recomendamos la jaula de alambre, que podría herir a su lagarto en los extremos. En cualquier caso, le sugerimos una apertura lateral, que permita a su mascota tener menos miedo de usted cuando quiera acercarse y tocarla.

El terrario debe ser espacioso y no demasiado grande para su pequeño reptil. Tendrá que adaptarlo a su morfología. No es necesario que sea especialmente alto, ya que su lagarto no es un trepador entusiasta.

Elementos esenciales del terrario

El terrario de su lagartija debe tener los accesorios necesarios para su bienestar, para que pueda llevar una vida sana y tranquila. Por lo tanto, tendrá que instalar:

  • Dos escondites o refugios, según el término que prefiera. Esto permitirá a su lagarto descansar allí durante todo el día y la noche. Coloca uno en el rincón más cálido del terrario y el otro en el más frío. También puedes rellenar estos escondites con musgo para acercarlos a su estado natural.
  • Conviene colocar algunos elementos decorativos en el terrario para darle una apariencia de vida. Por ejemplo, las ramas, las raíces y las piedras planas o grandes son las mejores opciones. No dudes en poner lo suficiente para satisfacer las necesidades diarias de tu reptil, pero tampoco demasiado para no desordenar su espacio vital.
  • El sustrato es una parte esencial de un terrario. Puede elegir entre virutas de madera, arena o césped artificial, pero también maíz o cáñamo si lo desea. Tenga en cuenta que las virutas de madera y la arena pueden no ser adecuadas para su reptil. Existe un alto riesgo de obstrucción.
  • En el terrario debe instalarse un plato de agua. Y lo que es más importante, esta agua debe cambiarse a diario, ya que nunca debe estar sucia o infectada. No olvides recoger los excrementos de tu lagarto todos los días.

De nuevo, recuerde que el equilibrio es la clave del terrario de su mascota. No debe estar abarrotada, pero tampoco vacía o será triste, incluso para tu lagarto.

Calefacción e iluminación

El terrario de su lagarto debe parecerse lo más posible a lo que podría experimentar en su entorno nativo. Por lo tanto, tendrá que vivir en condiciones similares. Esto se aplica a la temperatura del aire, la humedad y la luz solar. Para compensar la falta de luz solar, debes instalar lámparas de rayos UV para que pueda sintetizar la vitamina D y el calcio, esenciales para su organismo.

Para la calefacción, puede utilizar una alfombra calefactora para colocarla debajo del terrario, o cables que le permitan orientar mejor los lugares a calentar, o incluso la tradicional lámpara calefactora. Esta última debe estar protegida para que su lagarto no se queme al contacto. La zona caliente debe tener un Máximo: de 32°C, y la zona fría no debe bajar de 26°C.

La ubicación del terrario

El terrario de su lagarto no debe instalarse en un lugar concurrido, y menos en el suelo. El más mínimo paso perturbaría la vida de su reptil y sería considerado como un acercamiento de un depredador. Esto causaría estrés. Lo mejor es mantener a tu reptil en una posición de media altura, en una habitación tranquila y sin riesgo de corrientes de aire.

En resumen

Su lagarto debe poder vivir en un terrario adecuadamente equipado. Debe poder vivir en las mismas condiciones que en su entorno original. La temperatura del terrario debe ser precisa, tanto para los puntos calientes como para los fríos. Varios accesorios le permitirán regularlo, así como modular su luminosidad. Por lo demás, su lagarto debe tener agua, pero también objetos decorativos, así como un escondite.

Related Stories

Llegir més:

Alimentar a una gata embarazada

La dieta se adapta a cada gato. Por supuesto, existe una dosis máxima...

La sarna en los perros

La sarna es una de las enfermedades más preocupantes de todas las que...

Golosinas para conejos

Heno, hierba, pellets y algunas verduras. Esta es la dieta básica de su...

Smous holandés

Otros nombres: Grifón holandés, Hollandse Smoushound El Smoushound holandés es un...

Obesidad felina

Apetito feroz, comida demasiado rica, falta de actividad, predisposición genética... Las causas de...

Galgo español

Otros nombres: Galgo Sighthound, Spanish Greyhound El galgo español es un...