¿Cómo manejar y acariciar un hámster?

Aunque los hámsters forman parte de la categoría NAC (nueva mascota), estos pequeños roedores existen desde hace mucho tiempo. Pero esta complicidad no significa que sepamos cuidarlos bien, ni siquiera que sepamos sostenerlos adecuadamente. Ese es el problema, no se puede atrapar a un hámster como a un gato.

  • Domar
  • Atrapar

Algunas reglas antes de empezar

Los hámsters son animales pequeños y vivaces que pueden asustarse fácilmente. Cogerlos por sorpresa podría causarle algunos problemas (mordiscos…).

  • Nunca sorprendas a tu hámster: muéstrale que estás ahí.
  • No cojas a un hámster dormido: despiértalo con cuidado.
  • Respetar los horarios de descanso y alimentación del animal.
  • No utilice guantes para manipularlos: se tapa el olfato y no se siente la fuerza con la que se aprieta.

Pueden pasar varios días antes de que puedas manipular a tu hámster. Tenga paciencia y repita tantas veces como sea necesario, al final debería dar sus frutos.

Cómo atrapar a tu hámster

Si tu mascota es dócil, deberías poder cogerlo con bastante facilidad. Para otros, que son un poco más tímidos o reacios, tendrá que pasar por un periodo de domesticación.

Domesticarlo

Después de adoptar a tu hámster, tendrás que hacer que confíe en ti, para que entienda que no representas un peligro para él, sino todo lo contrario. No olvides que el hámster es un animal nocturno que empieza a despertarse al final del día. Ahora es cuando puedes ocuparte de ello. Háblale suavemente a tu hámster para no asustarlo, y pon tu mano en la jaula donde pueda oler tu olor. Los hámsters son criaturas curiosas, y el tuyo no tardará en acercarse a ti.

También puedes ofrecerle una pequeña golosina para que se acerque y haga el primer contacto. A continuación, puedes intentar acariciarlo suavemente.

No hagas ningún movimiento brusco o se esconderá.

Atraparlo

Hay varias formas de sacar a tu hámster de la jaula.

Lo más sencillo y menos arriesgado es presentar a tu hámster una pequeña caja o un tubo de papel de cocina, por ejemplo, este escondite le parecerá estupendo y se colará en él sin que se lo pidas.

También puedes ofrecer tu mano a tu compañero, si se siente lo suficientemente confiado, debería subir. En este caso, levántalo con cuidado para no asustarlo.

Si su hámster es realmente muy dócil, también puede cogerlo por la cintura, como si fuera una pinza, sin apretar. Cuanto más aprietes, más luchará y se contorsionará para salir de esta mala situación.

Ten cuidado, nunca debes agarrar a un hámster por el cuello, por varias razones: podrías hacerle daño, podría darse la vuelta y morderte, podría asustarse y no dejarte acercarte.

Los hámsters no tienen miedo a las alturas y no tienen sentido de la altura, por lo que podrían caerse fácilmente de sus manos y hacerse daño. Es preferible manejarlos encima de una mesa, un cojín o incluso sentado en el suelo para que la caída (si la hay) sea lo menos traumática posible. Procure también proveerse de una pequeña toalla o paño sobre el que pueda colocar a su mascota para evitar que se haga pis o caca por miedo e impaciencia.

El hámster no es el animal más paciente del mundo animal, así que en cuanto muestre signos de irritación, devuélvelo a su jaula para que se recupere de sus emociones.

Related Stories

Llegir més:

Alimentar a una gata embarazada

La dieta se adapta a cada gato. Por supuesto, existe una dosis máxima...

La sarna en los perros

La sarna es una de las enfermedades más preocupantes de todas las que...

Golosinas para conejos

Heno, hierba, pellets y algunas verduras. Esta es la dieta básica de su...

Smous holandés

Otros nombres: Grifón holandés, Hollandse Smoushound El Smoushound holandés es un...

Obesidad felina

Apetito feroz, comida demasiado rica, falta de actividad, predisposición genética... Las causas de...

Galgo español

Otros nombres: Galgo Sighthound, Spanish Greyhound El galgo español es un...