Cómo elegir una caja de arena para su rata

Durante su larga vida, su serpiente podría tener varios problemas de salud. A veces están relacionados con su dieta o con el entorno que le rodea. En cada caso, debe ponerse en contacto con su veterinario lo antes posible para evitar cualquier agravamiento que pueda conducir a la muerte. Veamos las enfermedades más comunes.

Antes de adquirir su serpiente, deberías buscar a tu herpetólogo más cercano. Esto es para prevenir una emergencia que ponga en peligro la vida.

Cómo saber si tu serpiente está enferma

Su comportamiento se verá alterado. Puede mostrar varios cambios en su vida cotidiana:

  • Pasa más tiempo del habitual en el agua
  • Deja de alimentarse
  • Regurgita su comida
  • Su serpiente hembra no pone todos sus huevos
  • Su serpiente engorda y no se mueve más
  • Su serpiente se contonea un poco

Disecdisis, o problema de muda

En caso de humedad insuficiente dentro de su terrario, o algunas deficiencias relacionadas con su alimentación, su serpiente puede presentar una muda incompleta calificada como difícil. En este caso, quedará un exceso de exuvias en su cuerpo. También es posible que tenga dificultades para sacarlo, porque no has integrado un elemento rugoso, como una piedra, en su terrario. Esto puede provocar afecciones cutáneas como dermatitis, abscesos y ácaros.

El tratamiento consiste en un baño calentado a 26°C durante unos 30 minutos. Limpie con toallas de papel o un paño limpio para eliminar la exuvia. Si quedan restos en los ojos o si su serpiente se resiste a la limpieza, llame a su veterinario.

Un absceso

Esta es una lesión común en una serpiente de terrario. Los abscesos pueden tener su origen en las presas vivas con las que se alimenta. No hay que pasar por alto las pequeñas lesiones o heridas. Esto puede provocar abscesos y sepsis. En caso de abscesos, su veterinario le recetará un tratamiento antibiótico. Al mismo tiempo, puede intervenir quirúrgicamente para suturar la herida de su reptil.

Dermatitis vesicular

Su serpiente tiene lesiones en el cuerpo, o zonas de piel abiertas, heridas purulentas, a veces apestosas. Primero compruebe los parámetros de mantenimiento. Si están bien, acude a tu veterinario lo antes posible.

Estomatitis

Su serpiente puede tener los labios hinchados. Mantiene la boca abierta. La estomatitis es el resultado de una infección, a menudo bacteriana. Por lo general, afecta a las serpientes que han sido capturadas y llevadas a la cautividad, que no soportan bien este cambio de entorno. Su veterinario intervendrá en su reptil y le recetará un tratamiento medicado.

Ácaros

Si tu serpiente pasa mucho tiempo en el agua y observas pequeñas manchas negras flotando en la superficie o visibles en sus escamas, puede estar sufriendo un ataque de ácaros. Esto puede provocar otros virus, picores, irritación y letargo. Para estar seguro del ataque, coge una toalla de papel y pásala por las escamas de tu reptil. Si ves pequeños puntos negros, no hay duda.

El tratamiento debe realizarse rápidamente para erradicar estos insectos lo antes posible. Si tiene más de una serpiente, la afectada debe ponerse en cuarentena.

Póngase en contacto con su veterinario para un tratamiento adecuado. En general, se compone de Taurrus, aceite de neem, líquido lavavajillas y aceite de oliva. Debes mezclar el conjunto y poner este producto en una toalla de papel que pasarás delicadamente sobre la piel de tu reptil. El reptil debe estar completamente cubierto con ella.

Obesidad

Puede ser el resultado de una sobrealimentación. No está siguiendo correctamente el horario de alimentación de su serpiente. La obesidad puede producirse si el terrario es demasiado pequeño. Esto no favorece el movimiento de tu reptil.

La obesidad puede provocar varias enfermedades en tu serpiente, como problemas de corazón e hígado, estreñimiento. El tratamiento consiste en cambiar el hábitat de la serpiente, es decir, cambiar el terrario por uno más grande. También puede ser una dieta reduciendo la frecuencia de las comidas.

El mirador de estrellas

Se trata de un defecto genético que actúa neurológicamente sobre su serpiente. Provoca problemas de equilibrio y orientación. Por ejemplo, puede sacudir la cabeza en determinadas situaciones, o no entender que está de espaldas cuando le levantas. Este defecto no es transmisible, pero es hereditario. Así que si su serpiente está afectada, sus descendientes también lo estarán. No es aconsejable criarlo.

Lee también: Visita al veterinario por tu serpiente

Salmonella

Cuidado, es una enfermedad que puede transmitirse a los humanos. La bacteria suele estar presente en tu reptil, sin que se desencadene. Se transmite a los humanos a través del contacto con sus heces. Es importante no ponerlos en la boca de tu reptil (especialmente en el caso de los niños). Una buena higiene ayuda a evitar cualquier problema potencial.

Prolapso de colon

El colon de su serpiente está fuera de la cloaca. Esto suele estar causado por gusanos o parásitos intestinales. Una enfermedad que también se ve favorecida por el exceso de estrés. Lleva a tu serpiente al veterinario para que determine la causa y le dé el tratamiento más adecuado.

Artículo anteriorSeguro médico Atlas Shepherd
Artículo siguienteEncefalitis en los gatos

Related Stories

Llegir més:

Cómo elegir un transportín para hámsteres

A lo largo de su vida, su serpiente deberá beneficiarse de unas condiciones...

Spaniel de juguete continental

Otros nombres: Papillon Spaniel, Phalène Spaniel, Continental Toy Spaniel El Continental...

Anorexia en conejos

Otro nombre: gallo de Brahma La gallina de Brahma puede ser...

Sabueso tricolor yugoslavo

Otros nombres: Stabyhoun, Stabyhound, Stabijhoun El Stabyhoun o Stabijhoun es un...

Seguro de salud para perros de aguas japoneses

El Spaniel Japonés, también conocido como Chin, es un perro de compañía. En...

Cómo elegir una caja de arena para gatos

La primera compra imprescindible cuando se acoge a un gato o gatito: su...