Cómo cuidar las patas de su gato

Cuidar las patas de su gato es una necesidad. Tanto si viven en una casa como en un piso, si son jóvenes o mayores, cada situación y cada gato requiere cuidados para sus piececitos.

Algunos recordatorios de anatomía

Los gatos son digitígrados, es decir, caminan sobre los dedos de los pies, a diferencia de nosotros, los humanos, que somos plantígrados, es decir, caminamos sobre las plantas de los pies.

Los gatos tienen cinco dedos por delante y cuatro por detrás. El primer dedo o espolón está situado un poco más arriba que los demás y suele ser de menor tamaño. Tenga en cuenta que algunas razas de gatos pueden ser polidáctilas, tienen más dedos que otras, es el caso del Pixie Bob por ejemplo.

Cada dedo termina en una garra, similar a una uña. Las garras están hechas de queratina, que es lo que les da su fuerza. Casi todos los félidos tienen un sistema de retracción de las garras, ¡que sólo sacan en determinadas ocasiones!

¿Para qué sirven las garras de tu gato?

Las garras de los gatos son esenciales para su funcionamiento, tienen varias funciones:

  • Marcar el territorio: el gato araña superficies verticales para mostrar que está en casa.
  • Caza: permiten al gato inmovilizar a su presa.
  • Defensa: cuando se ve amenazado, el gato puede “lanzar” sus patas manteniendo las garras retraídas o, por el contrario, con todas las garras fuera, se lanza a la batalla.

Cómo cuidar las patas de tu gato

Cuidar las patas de tu gato no tiene por qué significar cortarle las uñas. Por supuesto, puede hacerlo, pero también es posible cuidar las almohadillas de las patas y “vestir” las garras.

  • Corte de uñas

Corte de uñas

Deberá cortar las uñas de su gato para evitar que se dañe el sofá, las esquinas de las paredes, etc. Es mejor no cortar las uñas de los gatos que salen al exterior para que puedan trepar a los árboles o defenderse

Para cortar las uñas de su gato, necesita un cortaúñas. Puedes sostener a tu gato encima de ti o colocarlo en una mesa con las nalgas contra tu estómago.

Agarre suavemente una pata y presione suavemente con los dedos, esta presión permitirá que la garra salga. La garra se compone de dos partes: una viva, de color rojo rosado, y otra sin sensibilidad transparente. Es esta última parte la que debe cortarse en corto, cuanto más se acerque a la pulpa (parte rosa) más doloroso puede ser el corte.

No intente cortar todas las uñas a la vez, a veces es necesario repetir el proceso para evitar que el gato pierda la paciencia.

Las uñas de su gato deben inspeccionarse regularmente, sobre todo a medida que envejece, ya que las uñas tienden a engrosarse y pueden incrustarse en la almohadilla.

  • Cuidado de las patas

Cuidado de las patas

Los gatos jóvenes y adultos no suelen tener problemas en las patas. Puedes comprobar regularmente que están sanos, sin heridas ni ningún aspecto sospechoso (rojo…). Son las almohadillas de los gatos mayores las que deben ser revisadas. A medida que envejecen, las garras ya no se abren, crecen y pinchan la almohadilla. Esta herida suele tender a sangrar y dar lugar a un absceso (ataque de pánico).

Con la edad las almohadillas son menos flexibles y también pueden agrietarse, basta entonces con hidratarlas con una crema adecuada.

  • El aderezo de las garras

El aderezo de las garras

Se trata de colocar protectores de garras (¡o más bien protectores de canapés!), comercializados bajo el nombre de Garras blandas o Protege grifo… son pequeños tapones que se pegan sobre las garras previamente cortadas de los gatos. Reservadas exclusivamente a los gatos de interior, estas pequeñas prótesis no deben utilizarse nunca en gatos con garras que sobresalgan hacia el exterior.

Lo ideal es que se necesiten dos personas para colocar estos capuchones, una sujetando al gato y la otra aplicando el pegamento y el capuchón a la garra. Puede equipar a su gato en las cuatro patas, pero como la mayoría de los daños se producen en las patas delanteras, esto puede ser suficiente.

Para que su gato tolere el cuidado de sus patitas, es mejor acostumbrarlo desde pequeño. Manejándolo suavemente, pero con regularidad, una pata tras otra.

Related Stories

Posts relacionados:

Adoptar un gatito

Estás listo para dar el paso y adoptar un gatito que te acompañará durante...

Tailandés

¿Los gatos hablan? A veces dan la impresión de que lo hacen, especialmente cuando...

¿Cómo viajar con su gato en el coche?

Se acercan las vacaciones y no sabe si llevarse a su gato. Tras unos...

Ragdoll

La socialización es una etapa muy importante en la vida de su gatito. Es...

¿Qué es la alimentación cruda para gatos?

Alimentar a su gato según los principios de la alimentación cruda significa acercar su...

Pérdida de apetito en los gatos

Su gato es un gourmet, pero a veces es exigente. Si fuera por él,...

Enfermedades del ojo de gato

Su gato tiene una vista increíble. Sin embargo, los ojos de su gato a...

El mal aliento del gato

El mal aliento no sólo afecta a los perros, los gatos también se ven...

¿Por qué mi gato come hierba?

Se sabe que los gatos son carnívoros estrictos, es decir, que su dieta consiste...

Exótico

Otro nombre: Exótico de pelo corto El Exótico de pelo corto es la versión...

Cómo controlar el miedo de su perro a la...

Un perro que tiene miedo de su correa, ¡es increíble! Sin embargo, existe y...

Perros de servicio

El perro de servicio supone una gran diferencia para las personas con discapacidad, no...

Los 5 sentidos del perro

Los cinco sentidos del perro le permiten evolucionar en su entorno, percibir las cosas,...

Problemas urinarios en los perros

Los perros, al igual que los humanos o los gatos, están sujetos a trastornos...

La cama del perro

Las uñas de nuestros perros son importantes en muchos sentidos. Cuidarlos es una obligación,...