Cómo cepillar los dientes a su perro

Cepillar los dientes de tu perro es esencial por dos razones principales. Primero, previene el sarro, una enfermedad que puede causar la muerte si no se trata. En segundo lugar, mejora el aliento del animal .

Lo ideal es comenzar el cepillado en la fase de impronta , que es cuando el perro es más susceptible a nuevas experiencias. Adoptar este hábito después de un adulto es mucho más complicado, pero no imposible.

Si quieres seguir leyendo este post sobre "Cómo cepillar los dientes a su perro" dale click al botón "Leer más" y podrás leer el resto del contenido gratis. habitat3.cl es un sitio especializado en Mascotas. Si quieres completar de Leer el post no dudes de ssguir navegando por la web y suscribirte a las notificaciones del Blog.

Seguir leyendo

Paso 1: elige el momento adecuado

Cepille los dientes de su perro cuando esté tranquilo y relajado. Tu objetivo: crear una rutina. Trabajar el cepillado diario es ideal. Pero si la boca está sana, tres veces por semana ya hace la diferencia. Sin el cepillado, la placa se acumula, poniendo a su perro en riesgo de mal aliento, enfermedad de las encías y caries. También puede causar infecciones dolorosas. Las infecciones graves pueden propagarse y convertirse en una amenaza para la vida.

Paso 2: reúne tus herramientas

Debes usar un cepillo de dientes hecho para perros. Las cerdas son más suaves y tienen un ángulo especial. Los cepillos para dedos pueden funcionar bien para perros de menos de 30 libras. Para perros más grandes, los postes más largos pueden proporcionar un mejor alcance. Use solo pasta de dientes para perros. Viene en sabores agradables para perros como pollo o carne de res. Nunca uses tu pasta de dientes. Contiene ingredientes que pueden dañar el estómago de tu perro.

Paso 3 – Asume la posición

Trate de permanecer en un lugar que haga que su perro se sienta cómodo. No se pare por encima de su perro ni asuma una actitud amenazante. En su lugar, intente arrodillarse o sentarse frente a él o junto a él. Evalúa el nivel de ansiedad de tu perro. Si parece molesto, deténgase y vuelva a intentarlo más tarde. Es posible que deba dominar cada uno de los siguientes pasos con el tiempo.

Paso 4 – Prepara las encías

Pruebe la disposición de su perro a que le manipulen la boca pasando el dedo por las encías y los dientes superiores. Esto le ayudará a acostumbrarse a tener algo contra sus dientes. Use una presión ligera. Es posible que deba acostumbrarlo a este paso durante algunas sesiones antes de continuar.

Paso 5: pruebe la pasta de dientes

Pon un poco de pasta en la punta de tu dedo. Deje que el perro lama la pasta de su dedo para que se acostumbre a la textura y el sabor. Si después de unos días se niega a lamer la pasta, pruebe con un sabor diferente. Con suerte, encontrarás uno que le guste.

Paso 6: prueba el cepillo de dientes

Cuando el perro se acostumbre a que le abras y le toques la boca, empieza a usar el cepillo y pega juntos. Levanta tu labio superior. A medida que se acerca a los dientes con el cepillo, coloque las cerdas de modo que lleguen a la línea de las encías. Colocar las cerdas en un ángulo de 45 grados con respecto a los dientes ayudará a que las cerdas masajeen la línea de las encías y eliminen la placa.

Paso 7 – Haz movimientos circulares

Cepille en círculos pequeños, yendo hacia los extremos superior e inferior de cada lado. A medida que pasa las cerdas a lo largo de la línea de las encías, puede ocurrir un sangrado menor. El sangrado leve ocasional está bien. Pero el sangrado abundante y continuo podría indicar que te estás cepillando demasiado agresivamente o podría ser un signo de problemas en las encías. Pida orientación a su veterinario.

Paso 8 – Concéntrate en el tablero

Solo cepille unos pocos dientes a la vez, aumentando el número cada día. Tómese dos minutos en total. Si el perro se resiste al principio, intente comenzar con los dientes exteriores y detrás de los dientes, que es donde tiende a acumularse la placa. Si puedes llegar a los dientes posteriores, genial. Pero si no puede llegar a ellos, no presione demasiado. Su lengua gruesa ayuda a limpiar esa zona.

Paso 9 – Tranquilice al perro

Mantenga el estado de ánimo ligero mientras cepilla los dientes de su perro. Hable con él durante el cepillado diario y dígale exactamente lo que está haciendo. Reafirme que es un buen perro acariciando sus mejillas o dándole palmaditas en la cabeza.

Paso 10 – Recompensa

Cuando haya terminado de cepillar los dientes de su perro, recompénselo con su golosina favorita o atención adicional. Deténgase siempre mientras todos se siguen divirtiendo. Recuerda también que el cuidado dental no termina con el cepillado. Ciertos masticables y golosinas también ayudan a combatir la placa. Y no olvide programar limpiezas dentales profesionales periódicas. Pregúntele a su veterinario qué frecuencia es mejor para su perro.

He aquí cómo acostumbrar a un cachorro a cepillarse los dientes

Vea la entrevista con la veterinaria Débora Lagranha sobre la importancia del cepillado:

Scroll al inicio