Collares de adiestramiento para perros

¿A favor o en contra de los collares de entrenamiento? Frente a los métodos de adiestramiento positivo del perro, este tipo de dispositivos tiende a abandonarse. Veamos el principio a través de 2 modelos en particular: el collar de adiestramiento eléctrico y el collar de pulverización.

Los collares de adiestramiento siguen siendo utilizados por muchos adiestradores y propietarios, y en el mercado se ofrecen todo tipo de modelos. Sin embargo, desde hace varios años se critica cada vez más a estos accesorios. La eficacia del collar de adiestramiento, ya sea eléctrico, de spray o de otro tipo, ha sido muy criticada, al igual que sus posibles efectos adversos en los propios perros. El collar de adiestramiento, percibido como un dispositivo potencialmente traumático, no cuenta con el apoyo universal de los amantes de los animales y los defensores de los métodos de refuerzo positivo en el adiestramiento de perros.

El principio del collar de adiestramiento

Independientemente del modelo, el collar de adiestramiento está diseñado para enviar una señal al perro, cuyo objetivo es hacer que el perro deje de actuar inmediatamente. Esta señal suele ir precedida de un pitido.

Existen diferentes tipos de collares de adiestramiento en el mercado. Envían:

  • impulsos eléctricos
  • vibraciones
  • sonidos
  • ultrasonidos
  • chorros de olor (generalmente citronela).

El collar de adiestramiento incluye un transmisor que se controla mediante un mando a distancia. El mando a distancia permite activar el dispositivo enviando la señal o programarlo, así como ajustar la intensidad y la duración.

El collar de adiestramiento eléctrico emite una electroestimulación de baja tensión (normalmente 3 voltios). Está prohibido utilizarlo en un cachorro. En cambio, el collar spray emite una señal de olor desagradable para el perro.

Argumentos de los fabricantes

Para los fabricantes de estos collares y los adiestradores que defienden su uso, estos dispositivos responden a una demanda específica y deben utilizarse en un contexto concreto. Los presentan como ayudas para la comunicación y el adiestramiento y señalan que no están pensados para permanecer en el cuello del animal todo el día, sólo durante las sesiones de entrenamiento. Argumentaron que el peligro proviene del mal uso del collarín de entrenamiento y no de la herramienta en sí.

El punto de vista de los defensores de los perros

El otro bando, cuyas voces son cada vez más escuchadas y respetadas, considera que la eficacia del collar de adiestramiento no está totalmente demostrada. Incluso puede ser contraproducente, ya que la señal emitida puede ser asociada por el perro con otra señal no relacionada, como el timbre de la puerta. Esto crea confusión en la mente del animal y agrava sus problemas de comportamiento. Por no hablar del riesgo de lesiones y traumatismos asociados a estos dispositivos cuando fallan.

También se cree que, con el tiempo, estos collares pueden hacer que los perros sean más agresivos.

Recuerde que un decreto del Código Rural 871 de 28 de agosto de 2008 Art. R. 214-24 establece que » el ejercicio de las actividades de educación y formación de un animal de compañía en condiciones susceptibles de infligir lesiones o sufrimiento innecesario está prohibido .

Related Stories

Llegir més:

Alimentar a una gata embarazada

La dieta se adapta a cada gato. Por supuesto, existe una dosis máxima...

La sarna en los perros

La sarna es una de las enfermedades más preocupantes de todas las que...

Golosinas para conejos

Heno, hierba, pellets y algunas verduras. Esta es la dieta básica de su...

Smous holandés

Otros nombres: Grifón holandés, Hollandse Smoushound El Smoushound holandés es un...

Obesidad felina

Apetito feroz, comida demasiado rica, falta de actividad, predisposición genética... Las causas de...

Galgo español

Otros nombres: Galgo Sighthound, Spanish Greyhound El galgo español es un...