Castigar a su gato

Tu gato se está portando mal y te preguntas cómo reprenderlo. En primer lugar, un gato no es un perro y los gestos o actitudes inadecuadas podrían provocar estrés, desconfianza y probablemente más travesuras. Cuáles son los códigos para entrenar a un gato, nuestras respuestas.

¡En el momento!

Aunque el gato tenga una gran memoria, no tiene sentido gritar y chillar si llegas a casa y el error se ha cometido hace horas o incluso minutos.

Si su gato asocia su regreso a casa con gritos o una situación incómoda, podría desarrollar problemas de comportamiento, estrés, agresividad… y comienza el círculo vicioso.

Por lo tanto, es imprescindible pillar al gato en el acto -por ejemplo, arañando la esquina de una pared o agarrándose al tobillo al pasar- para que entienda que este comportamiento es inapropiado.

La regla es interrumpir la acción asustando al gato para que deje de comportarse mal.

¿Cómo castigas a tu gato?

Como puedes ver, no estamos hablando de un castigo como tal; ¡no tiene sentido poner al gato en una habitación separada, cogerlo por el cuello y sacudirlo!

Hay que desviar la atención del gato para detener la acción, pero ¿cómo? Un simple «no» firme y fuerte debería sobresaltar al gato y hacer que se detenga.

También es posible interrumpir la acción en curso utilizando un objeto blando, preferiblemente para no herir al gato -un calcetín, un pequeño cojín, etc.- lanzándoselo cuando haga alguna tontería. Debería asociar lo que estaba haciendo con una experiencia desagradable, ¡no dolorosa ni estresante!

¿Por qué no jugar?

Por supuesto, cuando tu gato está lacerando cuidadosamente tu sofá o tus cortinas, puedes decir que no quieres jugar con él, ¡pero lo haces! También es una solución para interrumpir la acción en curso y desviar la atención del gato. ¿Cómo se hace? Es muy sencillo, seguro que has identificado los juegos que son especialmente atractivos para tu gato, utilízalos: un láser, una pelota con cascabel… ¡todo vale!

Identificar la causa

El castigo no es un fin en sí mismo, debes intentar comprender por qué tu gato lo ha cometido. Las sesiones de arañazos en el sofá o en los muebles y paredes forman parte del comportamiento normal del gato, apegado a su territorio le gusta recordar que está en casa y las zonas arañadas están ahí para recordárselo. Para limitar este comportamiento, existen muchas soluciones, aceites esenciales, protección de las garras o recorte… Déjese aconsejar por su veterinario.

En cuanto a la suciedad, los accidentes de pis… es imprescindible encontrar el origen de este problema. Una visita al veterinario es necesaria para asegurarse de que su gato no tiene ningún problema: cistitis, cálculos, diabetes…

Artículo anteriorGorrión japonés
Artículo siguiente¿Cómo evitar que su perro se escape?

Related Stories

Llegir més:

Alimentar a una gata embarazada

La dieta se adapta a cada gato. Por supuesto, existe una dosis máxima...

La sarna en los perros

La sarna es una de las enfermedades más preocupantes de todas las que...

Golosinas para conejos

Heno, hierba, pellets y algunas verduras. Esta es la dieta básica de su...

Smous holandés

Otros nombres: Grifón holandés, Hollandse Smoushound El Smoushound holandés es un...

Obesidad felina

Apetito feroz, comida demasiado rica, falta de actividad, predisposición genética... Las causas de...

Galgo español

Otros nombres: Galgo Sighthound, Spanish Greyhound El galgo español es un...