Cáncer en perros

Los perros, al igual que los humanos, pueden desarrollar tumores y estar expuestos a enfermedades como el cáncer. Hay una serie de síntomas a los que hay que prestar atención, ya que podría tratarse de una simple enfermedad temporal, pero también podría tratarse de un cáncer. Si sospecha que hay un cáncer, debe acudir urgentemente al veterinario para que compruebe si se trata de un tumor benigno o maligno. Si se trata de un cáncer, cuanto más temprano sea el tratamiento, mayores serán las posibilidades de recuperación.

Los síntomas y los tratamientos difieren según el tipo de cáncer. A continuación, expondremos los posibles signos de cáncer que pueden aparecer en su perro y los tratamientos médicos disponibles.

Tipos y síntomas del cáncer canino

Los perros de edad avanzada son los más propensos al cáncer. Algunas razas también desarrollan más tumores que otras. Por ejemplo, el bóxer es especialmente propenso al cáncer, incluido el mastocitoma (un tumor cutáneo en el que intervienen unas células llamadas mastocitos). Otros ejemplos son el Chow Chow y el cáncer de estómago, y perros grandes como el Gran Danés y el osteosarcoma (cáncer de huesos).

Los síntomas que se producen dependen del tipo de cáncer. Los más comunes son:

  • Un cambio de comportamiento: se manifiesta cuando su perro se vuelve inusualmente retraído y no responde a actividades que antes le interesaban, como jugar o acariciar. Estos signos pueden indicar que su perro tiene un dolor emocional o físico. Una visita al veterinario es la mejor manera de averiguarlo.
  • Vómitos y diarrea: Los vómitos y la diarrea pueden ser un signo de parvovirus, diabetes, intoxicación o el resultado de una sobrealimentación. Sin embargo, también puede ser un signo de cáncer de estómago o de intestino. Si persisten y son poco frecuentes, lleva a tu perro al veterinario inmediatamente.
  • Pérdida de peso: La pérdida de peso puede deberse a la depresión o al descuido de la dieta. Sin embargo, también puede ser un signo de cáncer.
  • Falta de apetito: Este síntoma puede deberse al estrés, pero también al cáncer. En cualquier caso, consulta a un veterinario para comprobarlo.
  • Letargo: si su perro duerme más de lo habitual, si expresa una pereza anormal acompañada de fatiga al menor esfuerzo físico y de un debilitamiento inusual y repentino, busque la ayuda de un veterinario. El cáncer puede infectar el sistema nervioso y los músculos.
  • Tos y dificultades respiratorias: La tos o las dificultades respiratorias pueden deberse a la vejez (por ejemplo, es probable que el esfuerzo físico cause dificultades respiratorias en el perro mayor) o a la bronquitis. Sin embargo, pueden ser un signo de cáncer de pulmón. Si estos síntomas son recurrentes y persisten, no dude en llevar a su perro al veterinario.
  • Fiebre: la temperatura normal de un perro está entre 37,7 y 38,8°C. La temperatura se mide por vía rectal, utilizando un termómetro.
  • Encías pálidas: las encías del perro deben ser de color rosa. Es un indicador de buena oxigenación y circulación sanguínea. Las encías pálidas son un signo de mala circulación sanguínea y pueden estar relacionadas con una enfermedad grave.
  • Mal aliento: Los dientes flojos, las lesiones y el mal aliento son posibles signos de cáncer de la cavidad oral.
  • Bulto: la aparición de una masa o bulto en el cuerpo de su perro es un signo de un quiste que puede ser benigno (es mejor extirparlo) o maligno. Se pueden ver o sentir. Masajea regularmente a tu perro por todo el cuerpo.

El cáncer se asocia a la presencia de uno o más tumores malignos. Un tumor es una proliferación celular que se produce de forma excesiva y autónoma, que se desarrolla a expensas del organismo.

Existen dos tipos de tumores:

  • tumores benignos, que son locales y de crecimiento lento, fácilmente tratables;
  • tumores malignos, que invaden varios tejidos del cuerpo y pueden diseminar sus células para formar metástasis, que son potencialmente mortales a corto o largo plazo.

Causas y tratamientos

Los orígenes y las causas del cáncer son diversos y variados. Sin embargo, podemos clasificarlos en 3 categorías:

  • Envejecimiento
  • El entorno y el estilo de vida del perro infectado
  • Material genético predispuesto a desarrollar cánceres (por ejemplo, pertenecer a una raza predispuesta a un determinado tipo de cáncer)

Los tratamientos para el cáncer difieren según el tipo.

  • Intervenciones quirúrgicas: consisten en la extirpación del tumor o tumores.
  • Radioterapia: evitar que las células cancerosas se multipliquen irradiándolas con radiaciones de alta energía.
  • Quimioterapia: destruir las células cancerosas y evitar que se multipliquen inhibiendo la síntesis de ADN o ARN.
Artículo anteriorGrand Münster Spaniel
Artículo siguienteMordeduras de hámster

Related Stories

Llegir més:

Alimentar a una gata embarazada

La dieta se adapta a cada gato. Por supuesto, existe una dosis máxima...

La sarna en los perros

La sarna es una de las enfermedades más preocupantes de todas las que...

Golosinas para conejos

Heno, hierba, pellets y algunas verduras. Esta es la dieta básica de su...

Smous holandés

Otros nombres: Grifón holandés, Hollandse Smoushound El Smoushound holandés es un...

Obesidad felina

Apetito feroz, comida demasiado rica, falta de actividad, predisposición genética... Las causas de...

Galgo español

Otros nombres: Galgo Sighthound, Spanish Greyhound El galgo español es un...