Cálculos urinarios en gatos

Los cálculos urinarios en los gatos son una condición relativamente común. Pueden bloquear el canal uretral y provocar la dilatación de la vejiga. Por lo tanto, el animal debe ser tratado sin demora.

En determinadas circunstancias, pueden formarse cristales compuestos por minerales en la orina del gato y formar bloques llamados cálculos. Se conocen como cálculos urinarios, urolitiasis o simplemente piedras urinarias.

¿Cómo se forman los cálculos urinarios en los gatos?

Los cálculos urinarios se forman por la aglomeración de ciertos minerales en la orina. Afectan sobre todo a los gatos con sobrepeso, especialmente a aquellos cuyo sobrepeso se ve favorecido por la castración. La mala hidratación también puede ser un factor, por lo que es importante asegurarse de que el gato tenga acceso constante a agua fresca y limpia.

Los cálculos urinarios en los gatos pueden progresar hasta la obstrucción del canal uretral. También pueden producirse inflamaciones e infecciones. La vejiga se llena de orina que ya no puede ser evacuada normalmente mediante la micción. La vejiga se expande gradualmente hasta formar lo que se conoce como globo vesical, que un veterinario puede diagnosticar mediante la palpación del abdomen, y que constituye una emergencia médica.

Existen diferentes tipos de cálculos urinarios en los gatos. Los cálculos de estruvita son los más comunes y se ven más en las gatas que en los machos. Se producen cuando la orina es demasiado básica y cuando hay un exceso de iones de amonio, fosfato y magnesio.

Los cálculos de oxalato de calcio son menos frecuentes. Se caracterizan por una acidez excesiva de la orina y un exceso de calcio. La genética parece desempeñar un papel determinante en este tipo de cálculos urinarios. Las mujeres están menos afectadas que los hombres. Además, algunas razas parecen estar predispuestas, ya que el persa, el británico de pelo corto y el Chartreux están más afectados que otras razas.

¿Qué síntomas presenta el gato?

El estado del gato puede deteriorarse rápidamente si tiene un cálculo urinario. No poder orinar y, por tanto, aliviar la vejiga, es doloroso y peligroso para el animal. El gato puede mostrar varios síntomas: depresión, micción anormalmente frecuente, dificultad para orinar…

El gato muestra claros signos de dolor al intentar orinar. Se pone en posición, pero sólo se liberan unas pocas gotas a pesar de sus esfuerzos. La incapacidad total para orinar es una emergencia y requiere atención veterinaria inmediata.

La presencia de sangre en la orina también es un indicador de un problema urinario.

Además de la palpación mencionada, el veterinario basa su diagnóstico en un análisis de orina. Esto se hace para buscar cristales para determinar el tipo de piedra, así como la posible presencia de sangre o agentes no deseados, como las bacterias. El siguiente paso es determinar la localización de los cálculos urinarios mediante radiografías. En el caso de enfermedades más graves, se pueden llevar a cabo otras investigaciones, como una ecografía o una cistografía.

Tratamiento de los cálculos urinarios en los gatos

Una vez identificados y localizados los cálculos urinarios del gato, el veterinario prescribirá el tratamiento adecuado. Esto puede basarse en la medicación o puede requerir cirugía, dependiendo de la naturaleza del problema.

La cirugía, en este caso la cistotomía (incisión de la vejiga), es inevitable en los casos de cálculos de oxalato de calcio.

La operación puede incluir también la inserción de una sonda urinaria bajo anestesia. Esto permitirá vaciar la vejiga y limpiarla de pequeños cristales.

En el caso de los cálculos de estruvita, la medicación y un cambio de dieta suelen ser suficientes para disolverlos. Se trata principalmente de acidificantes urinarios.

Al mismo tiempo se puede prescribir un antibiótico si hay una infección.

A partir de entonces, para reforzar el proceso de curación y prevenir las recidivas, el gato debe recibir una dieta adecuada, incluyendo una reducción de la ingesta de magnesio.

El pronóstico de esta enfermedad es generalmente muy bueno después del tratamiento. Por desgracia, las recaídas son frecuentes y requieren un seguimiento y una dieta adaptada.

Related Stories

Posts relacionados:

Adoptar un gatito

Estás listo para dar el paso y adoptar un gatito que te acompañará durante...

Tailandés

¿Los gatos hablan? A veces dan la impresión de que lo hacen, especialmente cuando...

¿Cómo viajar con su gato en el coche?

Se acercan las vacaciones y no sabe si llevarse a su gato. Tras unos...

Ragdoll

La socialización es una etapa muy importante en la vida de su gatito. Es...

¿Qué es la alimentación cruda para gatos?

Alimentar a su gato según los principios de la alimentación cruda significa acercar su...

Pérdida de apetito en los gatos

Su gato es un gourmet, pero a veces es exigente. Si fuera por él,...

Enfermedades del ojo de gato

Su gato tiene una vista increíble. Sin embargo, los ojos de su gato a...

El mal aliento del gato

El mal aliento no sólo afecta a los perros, los gatos también se ven...

¿Por qué mi gato come hierba?

Se sabe que los gatos son carnívoros estrictos, es decir, que su dieta consiste...

Exótico

Otro nombre: Exótico de pelo corto El Exótico de pelo corto es la versión...

Cómo controlar el miedo de su perro a la...

Un perro que tiene miedo de su correa, ¡es increíble! Sin embargo, existe y...

Perros de servicio

El perro de servicio supone una gran diferencia para las personas con discapacidad, no...

Los 5 sentidos del perro

Los cinco sentidos del perro le permiten evolucionar en su entorno, percibir las cosas,...

Problemas urinarios en los perros

Los perros, al igual que los humanos o los gatos, están sujetos a trastornos...

La cama del perro

Las uñas de nuestros perros son importantes en muchos sentidos. Cuidarlos es una obligación,...