Atención veterinaria de Octodon

Su octodonte necesita cuidados veterinarios regulares durante toda su vida. Debes revisar diariamente sus dientes, pelo, ojos y garras. Tu veterinario te enseñará cómo hacerlo. El objetivo es minimizar el riesgo de enfermedad, que más tarde podría llevar al profesional sanitario a tener que proporcionar cuidados posteriores más costosos y dolorosos.

La elección del veterinario (especialista en NAC)

La elección del veterinario depende de el sentimiento, la confianza a primera vista, la profesionalidad y, por último, la proximidad del lugar.

En primer lugar, debe tener inmediatamente el sentimiento adecuado en presencia del veterinario elegido. Tú, pero también y sobre todo tu octodonte. Este último tendrá que confiar en quien cuidará de su salud durante toda su vida. Es un poco como un médico tratante. No puede haber un buen seguimiento sin una confianza mutua y recíproca.

Esta confianza nace de una profesionalidad impecable. Observará los gestos y la actitud del profesional sanitario durante su primera visita. Puedes cambiar de veterinario si el primero que eliges no te convence. Sus gestos deben ser suaves. Debe ser considerado con su mascota. Debe explicarte los cuidados que se dan y mostrarte los más fáciles de hacer en casa. También y sobre todo debe responder a todas sus preguntas.

Sólo podemos aconsejarle que opte por un veterinario NAC, un verdadero especialista en roedores. Conoce el octodonte mejor que nadie, porque lo habrá estudiado a fondo durante su formación UNISVET, que conduce a un diploma reconocido. Su conocimiento de las CNS es, por tanto, un activo que hay que valorar. Podrá reaccionar más rápidamente y ofrecer un mejor tratamiento en caso de emergencia.

Preparación de la visita al veterinario

Una cosa importante: tu mascota debe confiar en ti. Por lo tanto, no tiene sentido ir al veterinario el primer día que adoptas a tu mascota. Primero debes ganarte su confianza. De este modo, su nivel de estrés bajará y podrás llevarlo con menos riesgo.

A continuación, debe colocarlo en una bolsa de transporte donde encontrará sus objetos cotidianos. No dude en meterlo en la bolsa mucho antes de su visita al profesional de la salud. Se acostumbrará a este lugar antes de viajar, aunque la clínica esté situada en la otra punta de la calle. Un octodonte ansioso es un animal cuya salud está en riesgo.

Cuidados rutinarios

Como ocurre con muchos roedores, los cuidados básicos del octodonte son bastante fáciles de proporcionar. Una vez que tu veterinario te lo haya explicado, podrás hacerlo desde casa.

Comprobarás escrupulosamente el pelaje de tu animal. Debe permanecer seco y no ensuciarse. No debe haber zonas con pérdida de cabello. De lo contrario, podría ser la causa de la presencia de un parásito como una pulga, un piojo o la tiña.

A partir de entonces, le cortarás regularmente las garras sin pasarte, porque tu octodonte tiende a desgastarlas de forma natural por el roce con el suelo. Sus garras deben ser siempre visibles.

Debes prestar especial atención a sus dientes. Sus dientes crecen constantemente. Los desgasta royendo el heno. Esto permite recortarlas. Aunque la maloclusión es bastante rara, su roedor puede sufrirla. Si tiene alguna duda, consúltenos.

También debes observar sus ojos, que nunca deben correr. Si lo hacen, su mascota puede tener una infección ocular.

Exámenes complementarios

A lo largo de su vida, su octodonte puede desarrollar enfermedades más o menos graves. En caso de sospecha de un tumor o de la presencia de un absceso, su veterinario podría realizar exámenes complementarios. Son de varios tipos, como un análisis de sangre, pero también endoscopias, escáneres o radiografías para buscar un tumor. También se puede realizar un análisis de orina, o incluso un electrocardiograma.

En los casos más extremos, no dudará en operar a su mascota. Otro examen complementario, que no es obligatorio pero sí recomendable, es la esterilización.

Visitas de control

Se recomienda encarecidamente una visita anual. En esta ocasión, su veterinario procederá a un examen completo de su octodonte. Acortará, si es necesario, sus garras. Revisará sus dientes, sus orejas, su pelaje, sus ojos. Le tomará la presión arterial y el ritmo cardíaco. Comprobará si hay cataratas congénitas o provocadas por una dieta azucarada.

Te aconsejará sobre qué hacer y qué no hacer. Es posible que le receten un antiparasitario para prevenir los parásitos. Ocasionalmente, también se puede prescribir un análisis de orina.

El coste

El coste puede variar de simple a casi doble. Cuente con entre 30 y 50 euros para una visita clásica, por lo tanto anual. Esta visita puede ser la ocasión para proceder a una esterilización o una castración de su roedor. En estos casos, el coste aumentará considerablemente hasta superar los 100 euros.

Se pedirán algunos cientos de euros en el caso de la cirugía o por la multiplicación de los costosos exámenes adicionales como las radiografías o las exploraciones.

En resumen

Su octodonte necesita ser monitoreado regularmente para anticipar cualquier enfermedad. Los riesgos de desarrollar una enfermedad no son mayores que en cualquier otra especie. Sin embargo, la prevención sigue siendo la mejor manera de luchar. Los cuidados rutinarios y complementarios pueden ser realizados por un profesional de la salud, escrupulosamente elegido por usted. Así, podrá reproducir ciertos gestos en casa, y evitar así acudir con demasiada frecuencia a una clínica.

Artículo anteriorKelpie
Artículo siguienteLas necesidades de agua de un perro

Related Stories

Llegir més:

Alimentar a una gata embarazada

La dieta se adapta a cada gato. Por supuesto, existe una dosis máxima...

La sarna en los perros

La sarna es una de las enfermedades más preocupantes de todas las que...

Golosinas para conejos

Heno, hierba, pellets y algunas verduras. Esta es la dieta básica de su...

Smous holandés

Otros nombres: Grifón holandés, Hollandse Smoushound El Smoushound holandés es un...

Obesidad felina

Apetito feroz, comida demasiado rica, falta de actividad, predisposición genética... Las causas de...

Galgo español

Otros nombres: Galgo Sighthound, Spanish Greyhound El galgo español es un...