Anorexia en perros

Un perro que ya no come no puede ser un perro sano. La anorexia canina es un signo de que algo va mal en el cuerpo o la mente del perro. Cuanto más dure, más peligro corre el animal. Por lo tanto, es urgente hacer examinar al perro para salvarlo antes de que sea demasiado tarde.

Los perros no son inmunes a los trastornos que nos afectan, como la anorexia. La pérdida de apetito a largo plazo en los perros no es trivial. Puede ser el resultado de una disfunción del sistema nervioso central o un síntoma de una enfermedad grave. En cualquier caso, el perro debe ser examinado por el veterinario lo antes posible. Las causas de la anorexia son muchas y variadas. Los tratamientos propuestos son también numerosos y variados, en función de los mecanismos de origen de la enfermedad.

Anorexia por disfunción del sistema nervioso central

La anorexia canina puede estar causada por una disfunción del sistema nervioso central del animal. Las señales al cerebro relacionadas con la sensación de hambre o saciedad se distorsionan, lo que hace que el perro deje de comer. Esto se conoce como anorexia primitiva.

Un shock (por ejemplo, un traumatismo craneal), una enfermedad grave que afecte directamente al cerebro o un acontecimiento estresante (por ejemplo, una mudanza, una hospitalización, la desaparición del propietario) son factores que pueden provocar una disfunción del sistema nervioso central y precipitar al perro a la anorexia.

El origen del problema se encuentra a veces en el comportamiento o el estilo de vida. Un cambio en la dieta puede hacer que el perro rechace el nuevo tipo de comida que se le ofrece. Una alimentación inadecuada, como dar demasiadas golosinas, puede tener el mismo efecto.

Anorexia por enfermedad

La anorexia en los perros también puede ser un síntoma de una enfermedad subyacente. Como no está directamente relacionada con una disfunción del sistema nervioso central, en este caso se denomina anorexia secundaria.

Las afecciones más o menos graves que puede sufrir un perro pueden hacer que éste deje de comer. Un animal que sufra de insuficiencia renal, gastroenteritis, problemas cardíacos o diabetes mellitus verá inevitablemente afectada su dieta. En algunos casos, esto puede conducir a una forma de anorexia.

Cuando el perro es incapaz de comer cuando tiene hambre, si sufre problemas bucales por ejemplo (gingivitis, úlceras, acumulación de sarro…) que le impiden comer, se llama pseudoanorexia.

Diagnóstico y tratamiento de la anorexia canina

Para establecer un diagnóstico, el veterinario comienza por examinar el historial del perro, su estilo de vida, su dieta, sus problemas de comportamiento y sus enfermedades anteriores.

A continuación, se realizan diferentes tipos de exámenes. Pueden incluir la palpación, la inspección de la boca, la medición de la temperatura, el análisis (de orina, de sangre, de rayos X, de ultrasonidos, de endoscopia, etc.) o todo ello a la vez. El objetivo es identificar con precisión la causa de la anorexia para determinar el tratamiento y las medidas correctoras que deben aplicarse.

Si la causa de la enfermedad es estrictamente médica, el veterinario prescribirá el tratamiento adecuado. Si las causas son comportamentales, el veterinario aconsejará cómo modificar el entorno, la alimentación y los sentimientos del perro, sobre todo a la hora de comer: dejar de dar golosinas, cambiar la frecuencia de las comidas, procurar que el animal coma tranquilo y de buen humor, etc.

Related Stories

Llegir més:

Cómo elegir un transportín para hámsteres

A lo largo de su vida, su serpiente deberá beneficiarse de unas condiciones...

Spaniel de juguete continental

Otros nombres: Papillon Spaniel, Phalène Spaniel, Continental Toy Spaniel El Continental...

Anorexia en conejos

Otro nombre: gallo de Brahma La gallina de Brahma puede ser...

Sabueso tricolor yugoslavo

Otros nombres: Stabyhoun, Stabyhound, Stabijhoun El Stabyhoun o Stabijhoun es un...

Seguro de salud para perros de aguas japoneses

El Spaniel Japonés, también conocido como Chin, es un perro de compañía. En...

Cómo elegir una caja de arena para gatos

La primera compra imprescindible cuando se acoge a un gato o gatito: su...