Acostumbrar al perro a llevar bozal

El amordazamiento no es un acto natural para el perro. Tampoco es la experiencia más agradable para él. Sin embargo, es una medida necesaria, y en algunos casos incluso obligatoria. ¿Cómo se acostumbra el perro a llevarlo?

Llevar un bozal no es algo bueno ni para el perro ni para el dueño, pero puede ser necesario en diversas situaciones, incluidas las legales. Algunas razas de perros deben llevar bozal en todo momento en lugares públicos. Otros deben llevarlo en determinadas circunstancias, como cuando se visita al veterinario. Existe un sencillo ejercicio que puede repetirse para que su amigo de cuatro patas se familiarice con el uso del bozal.

¿Cuándo es necesario un bozal?

En los transportes y lugares públicos (parques, calles, etc.), el bozal puede ser obligatorio. El objetivo de esta medida es, por supuesto, evitar los accidentes por mordedura de perro.

Para los perros denominados «peligrosos», clasificados en las categorías 1 y 2, la ley impone el uso de un bozal. Se trata de perros del tipo American Staffordshire Terrier, Tosa y Rottweiler, entre otros. En algunos casos, el bozal viene dictado por consideraciones prácticas y de seguridad, como en el veterinario. Para poder tratar al animal sin riesgo de ser mordido por él, es mejor acostumbrar al perro a tener la boca amordazada.

¿Qué modelo debo elegir para mi perro?

Hay varios bozales diferentes en el mercado. Tienen diferentes formas y están hechos de diferentes materiales. Los bozales de cuero son bastante comunes. Permiten a los perros abrir la boca y respirar bien. No obstante, no debe dejarse encendido durante mucho tiempo (Máximo: 3 horas).

Las jaulas metálicas, que de hecho son similares a las jaulas pequeñas, permiten una mayor libertad de movimiento para la boca del perro, a la vez que proporcionan un buen nivel de seguridad. El propietario puede incluso dar al perro golosinas o agua a través de la puerta.

El bozal de nylon sólo tiene una pequeña abertura en la boca y sólo debe utilizarse durante períodos cortos de tiempo. Sea cual sea el modelo de bozal que elijas, es importante que elijas tamaños lo suficientemente grandes como para que el perro pueda respirar correctamente. Es importante recordar que el perro sólo puede regular su temperatura corporal a través de la boca.

Ejercicio y algunas golosinas para que el perro se acostumbre a llevarlo

Como en cualquier adiestramiento, es mejor empezar cuando el perro es todavía joven. La edad recomendada para este ejercicio es de 6 meses.

El primer paso es colocar una golosina dentro del bozal para animar al perro a meter la nariz en él. Sentado frente al perro, en un entorno tranquilo, se le presenta el bozal con la golosina dentro y se le acerca a la boca para animarle a buscarla.

El siguiente paso es hacer lo mismo, pero pasar los lazos del bozal por detrás de la cabeza del perro, pero sin atarlos.

Luego, después de varias repeticiones, puede atar el bozal durante unos segundos. No olvides felicitarle y darle una golosina a través del bozal cuando lo haga. Una vez colocado el bozal, es aconsejable ejercitarlo durante unos minutos: un juego, unos pasos, una carrera corta, etc. El objetivo es desviar su atención del bozal y acostumbrarlo a llevarlo.

Related Stories

Llegir més:

Alimentar a una gata embarazada

La dieta se adapta a cada gato. Por supuesto, existe una dosis máxima...

La sarna en los perros

La sarna es una de las enfermedades más preocupantes de todas las que...

Golosinas para conejos

Heno, hierba, pellets y algunas verduras. Esta es la dieta básica de su...

Smous holandés

Otros nombres: Grifón holandés, Hollandse Smoushound El Smoushound holandés es un...

Obesidad felina

Apetito feroz, comida demasiado rica, falta de actividad, predisposición genética... Las causas de...

Galgo español

Otros nombres: Galgo Sighthound, Spanish Greyhound El galgo español es un...