6 señales de que su gata está en celo

Si tienes una gata sin esterilizar, debes saber que cuando entra en celo, puede no pasar desapercibido. Lo mismo ocurre si tienes un gato macho, ya que su comportamiento se verá influenciado por las hembras en celo que haya cerca. ¿Cómo se manifiesta esto?

En los gatos, la madurez sexual comienza entre el sexto y el noveno mes. Sin embargo, esto depende mucho de la raza, y en algunas razas puede ocurrir mucho más tarde. El celo se produce en ciclos, normalmente cada dos semanas y media o tres, que duran entre cuatro y diez días. Estas fases se repiten una y otra vez hasta que se produce la fecundación.

El celo provoca cambios de comportamiento tanto en la gata como en el macho que está en celo. Debes ser consciente de estos cambios para poder actuar en consecuencia: estar más atento a tu gato y tener más cuidado con él, ya que está expuesto a varios peligros inherentes a la rivalidad entre él y sus compañeros del mismo sexo.

He aquí 6 señales de que su gata está en celo…

1. Su gata reclama constantemente su atención

Si su gata está en celo, notará bastantes cambios en su actitud, empezando por su mayor demanda de atención. Querrá que te fijes en ella, la cuides y le ofrezcas caricias. Tenderá a volverse cada vez más cariñosa y sensible. Pedirá tu atención maullando y mirándote fijamente. Tu gato también empezará a seguirte por toda la casa.

Por tu parte, deberás ser comprensivo y amable con ella. Lo peor que puedes hacer es ignorarla o rechazarla. No debes responder a todas sus peticiones de mimos. Dedícale tiempo, ternura y atención, manteniendo su independencia.

2. Está más agitada de lo habitual

Por regla general, las gatas se agitan mucho más de lo habitual cuando entran en su periodo de celo, o celo. Hay varios factores que contribuyen a ello, empezando por la acción de las hormonas en su cuerpo. El nivel de agitación inusual de la gata también se debe al efecto de las señales que envía a los gatos machos, que a su vez se vuelven inquietos y crean así un ambiente febril.

Por otro lado, su gato puede empezar a pedir más salidas. Expresará su deseo de salir poniéndose delante de la puerta y maullando insistentemente, si no se le permite salir sola. Su instinto será aventurarse a conocer a posibles parejas del sexo opuesto. Existe el riesgo de que se aparee si no es lo que quieres, pero también existe el riesgo de que se aleje demasiado de casa y se ponga en peligro.

En casa, su gato puede estar marcando con orina. Este comportamiento no se limita a los machos. También puede perder el apetito durante el celo.

3. Adopta una postura particular

El cambio de comportamiento inducido por el calor en la gata también se manifiesta a través de su postura. La postura que adopta la gata pretende mostrar que está preparada para acercarse a una pareja sexual y que, por tanto, está abierta al apareamiento. En concreto, la gata tiende a caminar con los cuartos traseros levantados y la cola hacia un lado. Además, el gato puede desarrollar el hábito de lamerse los genitales.

4. Su gata se vuelve más ruidosa

Cuando entra en celo, su gata puede volverse mucho más ruidosa de lo habitual. En algunos casos, este comportamiento resulta especialmente molesto, sobre todo cuando se produce por la noche. La gata maúlla constantemente para llamar a sus compañeros masculinos, para comunicarse con ellos y hacerles saber que está receptiva y, a veces, para expresar su frustración por no haber tenido aún la oportunidad de aparearse.

El carácter «hablador» de la gata en celo se expresa también a través de frecuentes ronroneos, que obviamente son menos molestos que los maullidos casi ininterrumpidos.

Por último, debes saber que este comportamiento no es igual en todos los gatos. Depende de la raza a la que pertenezcan. Se sabe que algunas razas de gatos son más ruidosas que otras. Un ejemplo es el Cornish Rex, que se distingue por emitir maullidos regulares y penetrantes, incluso cuando no está en celo.

Este es uno de los problemas que se pueden prevenir castrando a su gato.

5. Se revuelca por el suelo, frotándose contra tus piernas

¿Has notado que tu gato lleva unos días actuando de forma extraña, por ejemplo revolcándose por el suelo con frecuencia? Bueno, este también es uno de los efectos del calor en su comportamiento. También notarás que querrá frotarse contra cualquier superficie blanda. Esto abarca desde las piernas hasta las alfombras y los muebles. También es una forma de expresar su afecto extra y su demanda de ternura.

6. Se producen peleas

Los cambios de comportamiento no sólo se producen en las hembras cuando están en celo. La gata emite señales que, al ser percibidas por los machos que se encuentran en su proximidad, provocan en ellos una excitación difícil o imposible de inhibir.

Lee también: 6 señales de que tu gata está embarazada

Como resultado, los gatos tienden a tener un mayor instinto territorial, así como un sentido de rivalidad hacia otros gatos del mismo sexo. Especialmente, por supuesto, si codician a la misma gata en celo. Los conflictos se vuelven inevitables y los enfrentamientos, que al principio consisten en intentos de intimidar al otro con maullidos graves y situaciones cara a cara, pueden volverse rápidamente físicos. En otras palabras, los gatos se pelean, y puede ser espectacular.

Además de ser impresionantes, las peleas de gatos son peligrosas en varios sentidos. En primer lugar, los felinos son propensos a sufrir lesiones de diversa gravedad, que probablemente se infecten. En segundo lugar, existe el riesgo de transmisión de diversas enfermedades.

Este es otro argumento a favor de la esterilización de los gatos.

Related Stories

Llegir més:

Laminitis en caballos

El tifus felino es una enfermedad vírica mucho más fácil de prevenir que...

La visión en los caballos

Difícilmente hay un perro más juguetón y alegre que un Bobtail japonés. Traerá...

Adoptar una rata

Tus gallinas ya no ponen cuando todo ha ido bien, y te preguntas...

Hipertiroidismo en gatos

Nuestros gatos viven ahora más tiempo gracias a la calidad de los cuidados...

Pastor Catalán

El pastor catalán es un perro pastor originario de España. Es de tamaño...

¿Cuánto cobra un cuidador de mascotas?

Cada vez hay más cuidadores de mascotas y la oferta es cada vez...