10 señales de estrés en su gato

El estrés es una condición que los gatos, como los humanos, pueden experimentar. Al igual que los humanos, los felinos pueden ser ansiosos. Pueden tener miedo a ciertas situaciones, a ciertas acciones, lo que les hará estresarse más de lo debido. Esto es especialmente cierto si su rutina diaria se ve alterada por una mudanza, un cambio en su vida como la llegada de una nueva mascota o incluso un bebé…

Por su parte, debe estar alerta y reaccionar si se producen signos de estrés. Pero hay que verlas, detectarlas y entender su origen. Te ayudamos en este diagnóstico con estos indicadores de un gato en estado avanzado de estrés.

1. Su gato se acicala o rasca excesivamente

El acicalamiento es normal en un gato. Lo que debería preocuparle es que su gato se pase el tiempo acicalándose, lamiéndose o rascándose hasta el punto de irritar su propia piel. Este comportamiento puede compararse con el de los humanos que se muerden las uñas.

2. Su gato se ensucia

Su gato suele hacer sus necesidades en la caja de arena. Pero el estrés puede hacer que defeque o satisfaga cualquier necesidad en medio de tu salón, en tu habitación… Hay que ir al veterinario para entender este cambio repentino de comportamiento.

3. Vigilancia extrema

Su gato estresado pasará más tiempo escondido, debajo de un mueble, del sofá o de la cama. Incluso puede subir a lo alto de su árbol para gatos y observar su entorno más de cerca. También puede volverse agresivo si se siente amenazado.

4. Más maullidos

Algunos gatos son más habladores que otros, pero cuando están estresados, todos tienden a aumentar su frecuencia de maullido. Si su gato no está acostumbrado a expresarse, esto puede ser un buen indicador.

5. Falta de apetito

Al igual que los humanos a veces comen menos cuando están estresados, este comportamiento también se da en los gatos. Vigila su cuenca.

6. ¡Un letargo!

Su gato estresado puede pasar más tiempo tumbado. Le dará la impresión de que no tiene fuerza, de que está agotado. Si nota una sorprendente falta de energía, no dude en consultar a un médico.

7. Aumento de la agresividad

Un gato estresado se siente continuamente amenazado. Protegerá su territorio a toda costa… y no dudará en ser agresivo si es necesario.

8. Más o menos dependiente

Todo depende del carácter de tu gato. Un gato estresado puede volverse orinal, al igual que puede volverse más independiente.

9. Dolor de estómago

Bajo estrés, su gato puede tener dolor de estómago. Esto puede manifestarse como diarrea o estreñimiento. En ambos casos, debe acudir al médico para evitar que esto se convierta en problemas de salud más graves.

Ver también: Estrés en los gatos

10. Cambios de comportamiento en general

Su gato, habitualmente mimoso, puede volverse distante. Puede ser perturbado por el más mínimo ruido. Puede volver a ser agresivo, pero también le falta energía en su vida diaria. Demasiados cambios en su comportamiento deberían ser motivo de preocupación.

Para ayudar a su gato a calmarse y combatir el estrés, existen difusores de feromonas calmantes muy eficaces. Los productos Zen & Calm ofrecen una multitud de soluciones antiestrés en difusores, pipetas o incluso collares

Related Stories

Llegir més:

Laminitis en caballos

El tifus felino es una enfermedad vírica mucho más fácil de prevenir que...

La visión en los caballos

Difícilmente hay un perro más juguetón y alegre que un Bobtail japonés. Traerá...

Adoptar una rata

Tus gallinas ya no ponen cuando todo ha ido bien, y te preguntas...

Hipertiroidismo en gatos

Nuestros gatos viven ahora más tiempo gracias a la calidad de los cuidados...

Pastor Catalán

El pastor catalán es un perro pastor originario de España. Es de tamaño...

¿Cuánto cobra un cuidador de mascotas?

Cada vez hay más cuidadores de mascotas y la oferta es cada vez...